La ceremonia popular de Día de Muertos, Oaxaca en Huelva

  • Hoy en la Casa Colón habrá improvisaciones espirituales a piano y recitado de poemas

La celebración de los Días de Muertos en Oaxaca (México) es una ceremonia popular que invoca a los espíritus de los ancestros para invitarlos a 'convivir' en el mundo terrenal, por lo que se procura agasajarlos en la forma más atenta. Su visita entre los vivos obedece a un permiso obtenido desde el más allá para que las ánimas de los difuntos puedan visitar a sus parientes. Los muertos retornan a su hogar porque son atraídos por sus antiguas pertenencias o por el amor de sus deudos.

Es posible asegurar que ninguna población de México permanece indiferente a tan arraigada tradición que de alguna forma fortalece los vínculos familiares evocando la memoria de los seres queridos. Existen vestigios de las representaciones de la muerte llevados al cabo por las diversas culturas que florecieron antes de la llegada de los españoles. Dichas culturas sostenían que con los vientos fríos del norte, llegaban los espíritus de sus muertos a visitarlos y para recibirlos organizaban fiestas en su honor. Desde la evangelización de Oaxaca llevada al cabo por los dominicos fray Gonzalo Lucero y fray Bernardino de Minaya, a la cabeza de un sinnúmero de misioneros civilizadores; se implementaron las fechas para celebrar a los Fieles Difuntos, tomándose como resultado del culto a los muertos que ya tenían los pueblos aborígenes y las preces de la Iglesia por los antepasados.

En Huelva se ha instalado este año en la Casa Colón un altar de ofrenda de Día de Muertos, dentro del Otoño Cultural Iberoamericano que promueve la Fundación Caja Rural del Sur, que se acompañará hoy y mañana con improvisaciones espirituales a piano y recitados de poemas, a partir de las 20 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios