Un campo con muchas salidas

  • Ingeniero

Miguel Ángel es de ese grupo de gente trabajadora y emprendedora que casi pasa de puntillas, porque se ocupa de temas que a los demás nos pueden resultar un poco densos. Sin embargo, es de esta generación de jóvenes onubenses que se codean con lo más innovador en tecnología y ciencia del país y de fuera.

Miguel Ángel es onubense y tiene 31 años. Es de la primera promoción de Ingeniería Química de la Universidad de Huelva y realizó su tesis doctoral en el grupo de Reología, defendiéndola en parte, en inglés después de haber estado una temporada, por motivos de investigación, en Hamburgo. Se siente muy orgulloso del grupo que hay en la Onubense donde trabaja como ayudante-doctor en investigación e impartiendo clases de Ingeniería Química y Técnica Industrial en la Escuela Técnica Superior de La Rábida y no tiene dudas al decir que en este ámbito "la Universidad de Huelva tiene mayor potencial que la de Sevilla".

Aparte de todo esto, y por si fuera poco, abrió la primera empresa spin off, junto a Inmaculada Martínez, que lo acompaña en la fotografía. Su empresa está especializada en caracterizar productos y le pregunto si el hecho de encontrarse en Huelva supone un handicap en relación a otras que estén ubicadas en ciudades más grandes. Miguel Ángel me indica que las nuevas tecnologías han hecho que la ubicación física haya decrecido en importancia. Volviendo a la Ingeniería Química, anima a los jóvenes a que opten por este campo "porque tiene muchas salidas profesionales y la tasa de desempleo en prácticamente nula ya que en Huelva tenemos mucho campo de actuación como el Polo o el mundo agrícola".

Miguel Ángel me comenta que cada vez es mayor la presencia de las chicas en este tipo de carreras técnicas o como antiguamente se decía, de Ciencias y "además suelen estar más motivadas que los chicos", reconoce. En lo que sí ellos siguen mostrando un gran predominio al menos numérico, es en el ámbito de la informática

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios