Huelva

La campaña de gripe acaba con incidencia moderada aunque supera la de 2017

  • El pico máximo ha sido de 230 casos por 100.000 habitantes y se alcanzó durante la segunda semana de enero

Campaña de vacunación en El Torrejón. Campaña de vacunación en El Torrejón.

Campaña de vacunación en El Torrejón. / canterla

La temporada de la gripe está a punto de terminar y según informó la Delegación Territorial de Salud, su incidencia se considera moderada aunque algo superior a la registrada en 2017. Sin embargo, se subraya desde la Administración que el comportamiento de ambas temporadas ha sido muy parecido, ya que en este 2018 el pico máximo de incidencia tuvo lugar en la segunda semana de enero. Un año antes también fue a mediados del primer mes. Tan sólo hay una diferencia en las cifras referentes a ese punto álgido: 230 casos por cada 100.000 habitantes en este 2018 y 181 en enero de 2017. A partir de esos dos momentos, la onda epidémica empezó a bajar.

Los tipos de gripe que han sido más habituales fueron los A y B, con una incidencia prácticamente del 50%. Esta última temporada ha tenido sin embargo algunas características especiales que la hacen distinta de otras anteriores.

Una de ellas es que la incidencia de casos se intensificó durante las semanas navideñas, lo que no es nada habitual en el comportamiento del virus de la influenza. Ese comportamiento tuvo un efecto nada desdeñable en la atención sanitaria. El hecho de que durante las fechas de Navidad los profesionales tomen tradicionalmente sus días de vacaciones, coincidió con ese flujo notable de pacientes que iban a las consultas de Atención Primaria y que provocó grandes demoras a la hora de encontrar cita. Algo parecido sucedió con los servicios de Urgencias hospitalarias y el Dispositivo de Cuidaddos Críticos y Urgencias (DCCU) del Manuel Lois. De hecho, en este último punto asistencial tuvo que agregarse a un equipo más durante los fines de semana.

La situación vivida generó un gran malestar entre los sanitarios que, a través de una plataforma constituida de médicos de familia, se dirigió al SAS para que éste tome medidas y que lo acontecido no se repita en la próxima campaña.

Otra circunstancia que causó mucha polémica es el cuestionamiento que se hizo de la eficacia de la vacuna aplicada en esta ocasión. Aunque desde el SAS se señaló que ese es un tema que queda por estudiar, desde diversos foros se indicó que esa eficacia había sido menor que en años precedentes aunque el virus no había sido más virulento. Aunque aún no se sabe el porcentaje de personas vacunadas, sí es cierto que en noviembre algunos centros de salud sufrieron demoras para atender a dichas personas. Esa fue una repercusión del frío que apareció en fechas más tempranas que en años anteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios