El cabezo Mondaca se urbaniza potenciando su valor paisajístico

  • Las edificaciones de las laderas del cabezo se alinearán a la clínica existente en la confluencia de la avenida Manuel Siurot con la calle Menéndez Pidal; al otro extremo se proyecta una plaza pública

Ordenar las parcelas residenciales de manera que el cabezo Mondaca siga siendo el elemento de referencia visual y paisajística de la zona es el objetivo del Plan Especial de Reforma Interior (Peri) número 13, aprobado inicialmente por el Consejo de Gestión de la Gerencia Municipal de Urbanismo de Huelva, un plan que adaptará las nuevas construcciones a los condicionantes naturales y paisajísticos del cabezo. De hecho, las actuaciones urbanísticas van dirigidas fundamentalmente a la potenciación de sus características así como a su regeneración natural.

La superficie contemplada en el Plan Especial de Reforma Interior, uno de los pocos que quedan aún pendientes del Plan General de Ordenación Urbana de 1999, es de 28.300 metros cuadrados, de los cuales sólo 4.330 están destinados a residencial, el resto se distribuye en 19.255 metros cuadrados para espacios libres y áreas peatonales; 1.324 para dotacional público y 3.391 para viario. El espacio está comprendido entre la avenida Manuel Siurot y las calles Menéndez Pidal y Médico Luis Buendía, es decir la ladera del cabezo Mondaca que va desde la clínica de los Naranjos hasta la plaza de toros de La Merced.

El plan plantea una ordenación urbanística donde la edificación se adapte a la forma irregular del cabezo, dejando un espacio libre de 80 metros de anchura en la intersección de las calles Médico Luis Buendía y Menéndez Pidal, una plaza pública frente al lateral de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad de Huelva, de forma que se le da protagonismo al cabezo.

Junto a la plaza se proyecta una edificio dotacional, de carácter cultural, de 1.324 metros cuadrados. Se ha procurado que en la confluencia de estas dos calles se asegure la visibilidad de uno de los elementos orográficos característicos de la capital onubense.

Asimismo, la altura de las nuevas edificaciones se ajustará a la del cabezo para no superarla en ningún momento. En la calle Médico Luis Buendía, donde se proponen las edificaciones más altas, de entre diez y siete plantas de altura, el edificio de mayor longitud se reducirá en su zona central a dos plantas, de manera que será perceptible el cabezo justo en el tramo en el que el talud se aproxima más al vial. Se ha estudiado las más adecuada composición de volúmenes y alturas para disponer los edificios de forma que en los tramos a preservar paisajísticamente se rebaje la altura hasta las dos plantas potenciándose la presencia visual del cabezo.

Se plantea una línea de edificaciones a lo largo de las calles Menéndez Pidal y Médico Luis Buendía, dividida en tres manzanas. La primera ya existente, formada por las edificaciones de la calle Doctor Sanz Frutos y la avenida Manuel Siurot, se completará con viviendas de dos plantas de altura más ático. Los tres edificios aún en pie a la altura de la rotonda de Juan Ramón Jiménez desaparecerán. Las nuevas construcciones se retranquearán para alinearse a la clínica Los Naranjos, con lo cual el viario será más ancho. Básicamente se mantendrá el trazado de los viales pero se ampliará el acerado y se construirán aparcamientos en línea.

A continuación, la segunda manzana, que hará fachada en la calle Menéndez Pidal, estará constituida por cuatro bloques de viviendas con una altura de siete plantas. Ya en la intersección con la calle Médico Luis Buendía se proyecta un edificio cultural y una plaza pública. Finalizándose la nueva urbanización con una tercera manzana, con fachada a la calle Médico Luis Buendía, donde se establecen tres unidades edificatorias, una con una altura de diez plantas, otra de dos plantas y una tercera con siete plantas de altura. En el Peri predomina el residencial plurifamiliar de renta libre.

Actualmente el espacio de actuación es un gran descampado, utilizado en parte como un aparcamiento provisional, solares donde otrora se levantaba una hilera de viviendas de una planta, con una estética homogénea. Estos edificios de planta baja serán sustituidos, con la ejecución de este Plan Especial de Reforma Interior, por viviendas de dos plantas más ático y bloques de siete y diez plantas. Se edificarán un total de trescientas viviendas. En los nuevos bloques se destinará la planta baja a establecimientos comerciales.

La mayor parte de la superficie a ordenar se ha reservado para espacios libres, para equipamientos sólo se destinan 1.324 metros cuadrados, ya que se considera que el área donde se localiza este Peri, La Merced, ya tiene suficientes dotaciones.

Por otra parte, para potenciar el uso del cabezo y disfrutar de su valor paisajístico se trazará un sendero con zonas de estancia y miradores. Para facilitar el acceso peatonal a la parte alta del cabezo se construirán unas escaleras desde la calle Menéndez Pidal, entre la primera y la segunda manzana. éstas enlazarán con el sendero, que a su vez comunicará con la calle peatonal perpendicular a Doctor Sanz Frutos.

Por otra parte, para garantizar el adecuado estado del cabezo se prevé un camino de registro a pie del talud para realizar tareas de limpieza y mantenimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios