En busca de sonrisas angelicales

  • El grupo de teatro de la barriada del Alto de la Mesa de Riotinto lleva su obra a los colegios minerosl guión propio El grupo de teatro riotinteño interpretó una serie de cuentos de producción propia.

En busca de sonrisas. El grupo de teatro creado recientemente en la barriada del Alto de la Mesa de Minas de Riotinto, compuesto por jóvenes aficionados a la interpretación, ha actuado en el Colegio de Virgen del Rosario de la localidad minera. El lema de su escenificación era Por una sonrisa y su público, los pequeños de maternal del centro escolar así como de la guardería y el curso de infantil.

La iniciativa se ha puesto en marcha con motivo del Día Internacional de la Infancia como apoyo a los actos que el propio colegio había organizado para estos días.

El grupo teatral decidió vestirse de payaso para esta ocasión "con el objetivo de hacer pasar un rato agradable a los más pequeños", comentan los monitores Cristobal y Rosario. La propuesta se repartió en dos días, ya que, según las maestras del colegio, "de este modo podemos controlar mejor la enorme energía que tienen estos hombres y mujeres del futuro".

Precisamente, una de estas docentes del mismo colegio se prestó a colaborar en el maquillaje de los payasos, a los que caracterizó a la perfección.

Los actores habían elaborado una serie de cuentos infantiles de producción propia para esta ocasión. Su interpretación causó las delicias de los más pequeños, que tuvieron su protagonismo a continuación ya que participaron en unos juegos propios de la edad y otros de habilidad para los más avanzados.

El mayor momento de algarabía llegó después cuando se repartieron globos y confetis entre los niños. El ambiente en las aulas se llenó de diversión. Algunos reían, otros lloraban, había quien se escondía detrás de su maestra asustado, quien pedía más globos y, como no, el más listillo de la clase, que trataba de conseguir el mayor número de globos posibles para su colección particular.

Las expresiones de los más pequeños al ver aparecer a los payasos fue de sobresalto y extrañeza ya que ninguno de ellos los esperaba. Los niños fueron sorprendidos por este grupo de payasos mientras atendían sus obligaciones escolares. No obstante, las maestras ya les habían advertido que el Día Internacional de la Infancia iban a recibir una sorpresa. Pero en ningún momento se imaginaban que fuesen payasos repartiendo globos y derrochando alegría.

Una maestra comentó a los pequeños durante las entretenidas jornadas que los pequeños debían acordarse ese día de aquellos niños que hay en el mundo y que no disfrutan de las cosas que ellos tienen. Fueron unas palabras sencillas pero con un mensaje solidario dirigido a estos niños y niñas que mañana serán hombres y mujeres, con el fin de que en un futuro se preocupen de atender las peticiones de quienes necesitan ayuda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios