La planta de biodiésel de Bio Oils empezará las pruebas en octubre

  • La fábrica abastecerá de biocombustible a la refinería La Rábida de Cepsa y la empresa espera tenerla a pleno rendimiento en marzo del próximo año

Huelva contará con al menos una planta de biodiésel en funcionamiento el próximo mes de octubre. Para esa fecha, la instalación que construye la empresa Bio Oils Energy para abastecer a la refinería La Rábida de Cepsa estará en marcha, comenzando su periodo de pruebas para, si no surge ningún problema, funcionar a pleno rendimiento en marzo de 2009.

El biodiésel es un biocombustible (se obtiene de la biomasa, habitualmente aceites de colza o soja) que se mezcla con el diésel mineral para su utilización como carburante para transporte. Para el año 2010, según los objetivos marcados por la Unión Europea, el 5,83 por ciento del consumo de carburantes en España debe corresponder a biocombustibles y ahí se enmarca la construcción de esta planta en terrenos de la refinería, frente a la fábrica de Fertiberia Palos. Su ubicación es estratégica, puesto que las 250.000 toneladas anuales de producción de biodiésel se destinarán de forma íntegra al abastecimiento de La Rábida, con el objetivo de que Cepsa pueda adaptarse con su ampliación y la nueva planta de biodiésel a esos parámetros europeos.

El biodiésel producido se suministrará a la refinería a través de un conducto para su posterior mezcla con un diésel mineral, en una proporción que no superará el 5 por ciento de biodiésel (porcentaje hasta el que el consumidor no tiene que ser informado de que su combustible contiene biodiésel). Otro conducto transportará la materia prima (aceite vegetal) desde el pantalán Reina Sofía hasta la planta de biodiésel. Para la construcción de la fábrica y los conductos Bio Oils está invirtiendo un total de 55 millones de euros.

Según explicó ayer la directora técnica de la empresa, María Conde, en el Foro Doñana de la Empresa Sostenible, en principio la materia prima "tendrá que ser importada" de un lugar por determinar. No obstante, la Universidad de Huelva ha realizado un estudio por encargo de la empresa para analizar qué cultivos energéticos se podrían desarrollar en la provincia con el objetivo de "integrarlos en la agricultura de la zona". Mientras tanto, el aceite de colza o soja llegará de otros países incrementando notablemente el tráfico portuario; según los cálculos realizados por la empresa que se encargará de gestionar el suministro, la planta de Bio Oils, la que construye Biosur también en el polígono Nuevo Puerto y otra extremeña supondrán un tráfico de en torno al millón de toneladas anuales. También habrá efectos laborales positivos, ya que se ha llegado a un acuerdo con el Servicio Andaluz de Empleo "para la formación y la posterior incorporación a la planta de trabajadores locales", con un total de 35 empleos en la instalación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios