Historia menuda

La barriada de Los Rosales (I)

  • No nació Los Rosales como otros barrios huelvanos al pie de una iglesia o convento, por lo que tampoco recibió ninguno de ellos el nombre prestado, como en el caso de San Sebastián

Comentarios 2

En esta oportunidad vamos a dedicar nuestro interés a uno de los últimos asentamientos urbanos periféricos, aunque su existencia se pierde en la memoria de nuestra propia intrahistoria local. Nos referimos al barrio de Los Rosales.

No nacieron Los Rosales como otros barrios huelvanos al pie de una iglesia o convento, por lo que tampoco recibió de ninguno de ellos préstamo nombre como en el caso de San Sebastián o La Merced. Su bautizo no necesitó de ceremonia protocolaria ni de generosos y nobles padrinos y el nombre le vino popularmente de la singular y exclusiva toponimia llegada al uso preferente de una laguna que existió en estos lares, la de Los Rosales. Así, durante los siglos XVIII, XIX y primeras décadas del XX el paraje se llamaba, indistintamente, Laguna o Rosales, porque en él existía una laguna que sería desecada a principios del siglo pasado.

A lo largo de siglos el sitio no fue paso a que obligara el movimiento de la villa, salvo para que a partir de 1845 pasaran por sus inmediaciones las diligencias o galeras tiradas por caballos que trotaban rumbo a Sevilla. Como en aquella zona solo existían varias viviendas pequeñas, vulgares, humildes, de irregular traza, cuando el vésper tendía su velo de sombra, los transeúntes escaseaban y apenas si entonces se oían pisadas de algún que otro labrador.

La voz de los documentos del Archivo Municipal de Huelva nos asegura que lo que sí abundaba en la zona eran diversas porquerizas y gallineros. Éstos, se mantuvieron hasta casi rozar el siglo XXI. Así, el sábado, 18 de enero de 1997, el diario Huelva Información comunicaba noticias sobre el último baluarte ganadero que existió en Los Rosales y de las protestas que los vecinos reiteraban ante las deficientes condiciones higiénicos-sanitarias de la zona:

"Una granja de gallinas provoca las protestas de vecinos de Los Rosales. Se concentraron el día anterior en la plaza junto a la iglesia de San Rafael Arcángel solicitando la solución definitiva a la granja de gallinas picada en la calle Del Bachiller…".

Estas vaquerizas pertenecían a dos propietarios y en ellas explotaban cerca de un millar de gallinas. Para cesar en su actividad, los dueños pedían una indemnización de siete millones de pesetas o la cesión de dos quioscos en el barrio. Podemos afirmar, pues, que el terreno tomó su fisonomía para convertirse en un excelente barrio cuando desecó su laguna y desmontó las ondulaciones de terrenos que impidieron que Los Rosales estuviese encaramado en suaves cabezos.

Las páginas del calendario fueron cayendo a lo largo de décadas y, con la ubicación de la zona industrial en nuestra capital, Huelva se ensanchó con exhibición cosmopolita, desbordando sus arterias centrales con nuevos espacios habitados. Así, el sábado 5 de marzo de 1966 se inauguraba, en la sala de Exposición de la entonces Caja Provincial de Ahorros de Huelva, la Exposición del Proyecto del Centro Residencial Los Rosales.

El lunes 26 de junio de 1972 el ministro de la Vivienda, don Vicente Mortes Alfonso, visitaba nuestra ciudad para inaugurar dos mil viviendas. En la citada fecha, Odiel informaba de la situación del que seria barrio Los Rosales:

"… A la izquierda del grupo que se inauguró hay una zona, Los Rosales, cuyo plan parcial está pendiente de aprobación en los Servicios Centrales y donde Alcocersa tiene un proyecto de aproximadamente 550 viviendas…".

En la sesión municipal celebrada el 29 de agosto de 1973, se daba luz verde a la construcción del barrio de Los Rosales:

"… Fueron leídas también comunicaciones de la Delegación de la Vivienda dando cuenta de la aprobación de los planes parciales de ordenación de las zonas de Torrejón, Los Rosales y La Orden (sector La Cinta)…".

Por fin, el diario Odiel del 8 de marzo de 1974 daba a conocer la exacta ubicación de la que pronto sería nueva barriada de Huelva:

"La Dirección General de Urbanismo ha comunicado a la Delegación Provincial del Ministerio de la Vivienda que ha sido aprobado el plan parcial del sector denominado Los Rosales situado a la derecha de la carretera de Sevilla, saliendo en dirección a esta capital.

Esta aprobación supone un paso importante para la construcción de viviendas ya que permitirá llevar a cabo los proyectos de construcción de más de 600 que se encontraban paralizadas pendientes de la aprobación del citado plan".

Seis meses más tarde, septiembre de 1974, la Empresa Vosa (más tarde también construyó Goisa) informaba en sus anuncios insertados en el Odiel que se "podía reservar un piso en el Conjunto Residencial Los Rosales por sólo 25.000 pesetas". No obstante, en la sesión municipal del 19 de noviembre de ese mismo año, "se denegaba la construcción de pisos en el sector de Los Rosales, proyecto presentado por Vosa, por no estar aprobado el proyecto de urbanización".

Como detalle de interés, recordemos que Los Rosales fue el primer proyecto de urbanización de una barriada de Huelva que se acogía a la nueva Ley de Suelo. En mayo de 1976, fecha en que fue aprobado por el Ayuntamiento el plan de urbanización del barrio que historiamos, los munícipes se lamentaban que no estuviera previsto el asentamiento de centros de enseñanza. Pero, tiempo al tiempo, señores concejales.

En noviembre de 1976, se planeaba la construcción de 500 viviendas más de las permitidas, de un total de 3000. Había varias deficiencias: en lugar de 16 guarderías, sólo había 1; las zonas verdes brillaban por su ausencia… Estas anomalías se solucionarían en la sesión municipal del 11 de julio de 1979, en la que se acordaba disminuir el número de viviendas de 3.612 a 2.859, así como el volumen general y el aumento de la zona verde.

Un anuncio insertado en las páginas del diario Odiel el martes, 22 de febrero de 1977, nos hace sonreír: "En Alcocersa le presentamos una inversión segura. Por sólo 831.536 pesetas y a pagar en 18 años de facilidades, usted puede tener un piso a la medida de sus necesidades…". Añadamos, que las viviendas tenían superficie entre 92 y 102 metros cuadrados (tres o cuatro dormitorios), todas sus piezas daban al exterior…

Poco después, se iniciaba como un barrio dormitorio en el que no había ni una sola dotación de servicio para sus vecinos.

El 23 de junio de 1978, muchos vecinos de Los Rosales y El Higueral realizaron una sentada de más de dos horas en la carretera Huelva-Sevilla, con la natural paralización del tráfico que tuvo que ser desviado. En las pancartas de los manifestantes se podía leer: "No más accidentes. Zona de semáforos en la General. Soluciones de asfaltados de calles Antonio Machado y Costa Rica. Papeleras, Charcas y Baches".

En la sesión municipal del martes, 27 de julio de 1978, se comenzaba a paliar una de las deficiencias de la barriada que nos ocupa:

(Continuará)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios