Balance 2007

Una banda organizada fija su objetivo en La Dehesa

  • El grupo protagoniza una oleada de asaltos a chalés mientras los vecinos exigen más seguridad

Comentarios 3

Desde el mes de noviembre, los vecinos de la urbanización de La Dehesa (Aljaraque) no se atreven a dejar sus casa a solas, ni siquiera por unas horas: una banda de atracadores organizada campa a sus anchas en la zona y sale y entra de las residencias llevándose consigo dinero en metálico y objetos de valor (joyas fundamentalmente).

Aunque en torno a los primeros asaltos se guardó total hermetismo, el robo a la vivienda de la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Huelva, Manuela Parralo, sacó a la luz lo que estaba ocurriendo en La Dehesa y el malestar y preocupación de los vecinos de la urbanización.

Mientras los residentes de La Dehesa se organizan y cierran con empresas especializadas la instalación de un cordón de seguridad privado, de lo que ha trascendido en los últimos meses del año, se tiene constancia que los atracadores se hacían pasar por operarios del Servicio de Limpieza del Ayuntamiento para conocer los horarios y las costumbres de los propietarios de las casas que iban a asaltar.

De esta forma, pasaron desapercibidos hasta que los vecinos se dieron cuenta del engaño por el inusual horario de trabajo que tenía este grupo ya que se quedaban hasta última hora de la tarde y los operarios de limpieza suelen terminar su turno sobre las 15 horas.

A pesar del refuerzo de la vigilancia policial en la zona, los asaltos se siguieron produciendo y en la última quincena de diciembre, se registraba un nuevo robo, el que hacía el número once de este grupo organizado.

Según los mismos investigadores se trata de una banda profesional que cuida los detalles, hasta el punto de que no dejan huellas, consiguen desactivar los sistemas de alarmas, saben dónde buscar las cajas fuertes, cortan la conexión telefónica y actúan en un período de tiempo muy corto. Incluso se ha confirmado que en alguna ociasión, cuanto menos, han legado a utilizar detectores de metales.

Aunque la mayoría de las viviendas cuentan con conexión con una central de seguridad ytienen perros, ninguna de las dos medidas ha conseguido ahuyentar a los atracadores hasta finales del año. La banda de la Dehesa (hay vecinos que dicen haber escuchado a algunas víctimas que tienen acento suramericano) actúa con los rostros cubiertos, utiliza guantes, parece llevar detector de metales para localizar las cajas fuertes y objetos de valor y está lo suficientemente preparada para desactivar los dispositivos de alarma de las viviendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios