Manuel Gómez márquez. concejal de urbanismo del ayuntamiento de Huelva

"La avenida Francisco Montenegro seguirá como zona industrial"

  • Desde la urbanización de la estación de ferrocarril al antiguo mercado del Carmen o el nuevo PGOU, los asuntos más trascendentes del futuro de la ciudad están sobre su mesa

Comentarios 2

Lleva la Concejalía, posiblemente una de las más áridas de toda la Corporación Municipal, en su cabeza. No hay iniciativa en cualquier barrio de la ciudad que no controle hasta el más mínimo detalle; desde un Plan Especial hasta aquella calle donde es necesario un rebaje en la acera. Su agenda le impide permanecer más de media hora sentado en el mismo sitio, algo de lo que se aprovecha ahora que tiene el despacho en obras, que le hacen ser el refugiado en una Casa Consistorial donde busca acomodo en cualquier lugar. Sobre su teléfono explica esos planes con cuya realización disfruta. Salta de calle en calle para imaginar en qué puede convertirse lo que hoy es un erial. No echa de menos épocas en las que en Urbanismo fluían los dineros más que las ideas y quiere dejar espacio a una imaginación que tiene a raudales.

-Cada vez que se menciona la nueva estación de trenes, mencionan al Ayuntamiento para que urbanice la zona.

-Los accesos los va a urbanizar Adif. La entidad privada que en estos momentos se ha hecho cargo del Ensanche, sí tendrá que proceder a la urbanización. Los accesos que están en el proyecto los debe realizar Adif. Hay una comisión bilateral en la que hemos estado muy encima de las obras que se han retrasado en la antigua avenida de Cádiz, hoy Padre Laraña, y que ha llevado a cabo Adif y el acceso cuando se tire el muro, también.

-El de la avenida de Cádiz sí se intuye, pero el del Ensanche todavía no.

-Por ahí, al menos según el convenio es por donde irá la salida del tráfico rodado. En cualquier caso, a comienzos de diciembre vamos a pedir una reunión de esa comisión para ver cómo siguen esos trabajos.

-¿Le han dado una fecha de inauguración de esa nueva estación?

-La obra civil va a estar terminada a final de año. De ahí a que se ponga en marcha pasará un tiempo porque hay dos fases; una de certificaciones de tráfico ferroviario que lleva su tiempo y luego la retirada de la vía antigua y habilitar la entrada peatonal, por eso lo de que los trenes estén funcionando a mediados del año que viene.

-¿Qué se va a hacer con la estación vieja?

-Tenemos previsto que Adif nos la ceda. Así está firmado con la anterior Corporación. La pretensión es darle un uso social y cultural. Es un edificio protegido y se ha solicitado para todo el conjunto la declaración de Bien de Interés Cultural a la Junta.

-Sin salir del Ensanche, el edificio actualmente en construcción parece que se ha topado con algunas dificultades que no esperaban.

-Construir en toda esa zona es complicado porque se trata de una zona de marismas y han tenido que pilotar muy hacia abajo, algo que también tuvo que enfrentar la misma estación. Es una zona de marisma desecada; es muy complicado porque a poco a nada que excaves sale agua. Muchos de los cabezos que se fueron allanando sirvieron para rellenar toda esta zona. En el resto, están ya programados tanto el colegio público de la Junta como el privado que va al lado.

-El Puerto está, de un tiempo a esta parte, empeñado en que la ciudad recupere una fachada marítima que había quedado oculta por los edificios de la actividad marítima. Comenzamos con la avenida Francisco Montenegro, sobre la que existe un proyecto de peatonalización.

-En principio, de la avenida para la ría es zona portuaria y de ésta para el interior es de la ciudad. Tenemos muy buena sintonía con ellos y colaboramos de una manera estrecha. Los proyectos que había están un poco pendientes del nuevo presidente. Hemos tenido un primer contacto de alto nivel con él y el alcalde y estamos a la espera de tener una reunión para retomar esos proyectos.

-¿Sobre qué base?

-La intención es rebajar el tráfico que soporta toda esa zona, incluso se ha bajado la velocidad y desviado el tráfico pesado por detrás de las fábricas, lo que permitirá a Francisco Montenegro convertirse en una calle de la ciudad más que en una vía de servicio a las industrias. Lo que está previsto son dos rotondas que ayuden a esa intención. Aún así estamos a la espera de lo que decida el nuevo presidente.

-La idea principal sigue siendo retirar el tráfico pesado.

-Sí. El Puerto tiene un proyecto para hacer una vía de servicio por detrás de las fábricas y conectarlo con la nueva Zona de Actividades Logísticas que se prevé construir y para que se tenga un acceso más fácil a la misma que irá en parte en la zona rehabilitada de los fosfoyesos. En cualquier caso hay que dejar claro que en Francisco Montenegro hay una serie de industrias que tienen sus instalaciones y que cuentan con todos los parabienes legales y hay que darles seguridad jurídica. Hay que ser serios a pesar de que no tienen el volumen de actividad que tenían hace unos años, siguen aportando riqueza a la ciudad y cumplen con todas las reglamentaciones ambientales.

-Atlantic Copper es la que más actividad tiene.

-También está Fertinagro y la central de ciclo combinado de Endesa, que cualquier día puede volver a funcionar. La intención es que todo eso siga siendo terreno industrial.

-Ahora el Puerto acaba de iniciar los trabajos de urbanización desde el muelle del Cargadero hasta el Puente Sifón.

-Acaba de comenzar la unión entre el Paseo de la Ría hasta el antiguo edificio de Crustamar que está ya demolido y unir por debajo del Muelle de Riotinto con el Muelle de Levante.

-Usted es el gastador oficial del Ayuntamiento, quiero decir que es el titular de la Concejalía que más gasta. Se lo digo porque estamos sin presupuestos, ni municipales, ni estatales.

-Además, los ayuntamientos estamos limitados por la regulación de la regla de gasto que restringe mucho y que estamos intentando que cambie. El alcalde está haciendo un trabajo muy insistente dentro de la Federación Española de Municipios y Provincias. Además está la limitación de no poder invertir los excedentes de tesorería en la ciudad. A ver si conseguimos que el Gobierno sea sensible, ya que las entidades locales somos las únicas que cumplimos los requisitos de déficit, ni todas las comunidades, ni el Gobierno lo han hecho.

-Y en su caso concreto arrastran una deuda más que importante.

-Sí, era de la anterior Corporación y ascendía a más de 400 millones de euros y lo hemos conseguido rebajar a cerca de 50, con que lo de gastar, más bien poco. Hay que tirar de imaginación y buscar financiación en Europa.

-Los famosos fondos Edusi.

-Son 15 millones de euros a aportar por Europa y 3 de fondos propios.

-¿Los tienen ya gastados?

-Se centran en el parque Moret, en la zona del Conquero y en todas las barriadas que hay alrededor. Había que poner en valor el parque y valorizar todas las laderas, en las que no se actúa desde hace 25 años. Tratamos de convertir ese lugar en una zona verde de verdad, rescatar la Fuente Vieja, el carril bici, mejorar los accesos de la ciudad baja a la ciudad alta y hacer intervenciones en 17 barriadas, en La Orden, el Torrejón, Hispanidad, Marismas del Odiel o Las Colonias. Hay intervenciones que van desde adecuación de pistas deportivas, circuitos biosaludables, mejoras de iluminación, eliminación de barreras que inciden mucho en la vida de las personas, como pueda ser quitar el rebaje a un paso de peatones, o quitar un semáforo. Hay mucho por hacer.

-Sin salir de esa misma zona, ¿en qué estado se encuentra el derribo de la Casa Duclós?

-Era una propiedad del Ayuntamiento que estaba expropiada pero que no se había ejercido ese derecho. Se había determinado incluso el justiprecio y al poco de entrar en la Concejalía, me entero de que la familia continuaba ocupándola. Les dije que no podían seguir más tiempo y ellos me pidieron un poco más hasta que buscaran un lugar donde vivir. Fuimos muy comprensivos y flexibles. Llegó el 10 de julio y me acuerdo porque era el día de mi cumpleaños. Habíamos pedido la autorización de entrada al domicilio al juez y se lo habíamos notificado. Esta señora se presenta en mi despacho, me deja la llave y se va corriendo. Me entero de que el sábado anterior lo había derribado una empresa con la orden de dejar allí los escombros.

-¿Y la situación actual cuál es?

-Está en el Juzgado, ya que levantamos un acta judicial. Se ha llamado a declarar a la responsable y a la empresa que lo derribó. La Justicia tiene sus tiempos, pero estamos personados en la causa como perjudicados. No hemos querido tocar nada de momento por si quisieran hacer algún tipo de diligencia, pero también tenemos un presupuesto para retirar los escombros porque aquello se está convirtiendo en un vertedero. Al Ayuntamiento le va a costar un dinero que ya veremos cuándo lo cobramos.

-¿Y el antiguo mercado del Carmen?

-Es un Plan Especial de Reforma Interior (PERI) que hemos tenido que modificar por diferentes razones. La parte que nos interesa, por motivo de la crisis económica, no se ha desarrollado. Cuando analizamos qué pasaba en esa zona, nos dimos cuenta de que había una regulación que no era la adecuada según nos decían también los propios empresarios. Nos metimos en esas modificaciones y en la regulación. Exigía una modificación del PGOU y del propio PERI. Tiene una tramitación lenta que se ha aprobado en parte y que pretende hacerlo más atractivo para la iniciativa privada, porque el Ayuntamiento lo único que tiene es el parking y una pequeña parcela. Son parcelas con muchos propietarios, ya que vienen de herencias de hace muchos años y hay una cosa que hemos querido salvaguardar y es el sabor de algunas zonas que la piqueta amenazaba con derribar. Por ejemplo el edificio del Café Central, porque considerábamos que quedaban pocos de este tipo, no sólo en la zona, sino en toda la ciudad, con un sabor añejo que se hubiera perdido con un edificio moderno de cuatro o cinco plazas. En esta misma línea se ha flexibilizado la exigencia de tres plazas subterráneas para las nuevas construcciones y se pide únicamente una, porque si no se encarece mucho.

-Una vez puestos los requerimientos legales, se empezará su rehabilitación.

-Tenemos empresarios interesados en desarrollar la zona. Si la economía empieza a repuntar, creo que a medio plazo, aquello se podría desarrollar.

-De momento se ha vestido mejor de lo que estaba con unas lonas de Andrés Espuelas.

-Se ha mejorado la iluminación y el acerado, así como peatonalizado un trozo. La iniciativa de Espuelas es provisional y hace que a las medianeras tan feas, les den ahora un cierto atractivo. Me propuso la idea y me pareció más que interesante; él se ocupó de traer a los patrocinadores. Se ha habilitado una zona de aparcamiento provisional que nunca viene mal, aunque saben que en el momento en el que empiece a desarrollarse toda la zona deberán abandonarla. No tienen ningún derecho sobre la zona, al igual que el que se puso frente a la iglesia del Calvario.

-¿Cómo va la modificación del PGOU? Supongo que comparten la línea que siguen la mayoría de los ayuntamientos andaluces y van tarde.

-Es enormemente complicado. Esperamos que la Junta de Andalucía, con la LOU que según cuentan la tiene bastante adelantada, se apruebe cuanto antes, ya que pretende adelgazar los PGOU lo más posible, que sean más unos planes maestros y no ser tan tochos. Lo que pretendemos hacer no es hacer un PGOU nuevo, sino dar respuesta a problemas muy concretos y porque le queda mucho por desarrollar.

-¿Qué idea manejan?

-Compactar la ciudad, quitar del debate aventuras en plan H-30 que no acabamos de ver. La ciudad tiene muchas zonas por desarrollar urbanísticamente y no es necesario irnos fuera de la H-30 y, especialmente, cualificar los espacios. El PGOU tiene problemas a la hora de dar respuesta a algunas zonas en concreto como Isla Chica o Cabezas de San Pedro y es en las que queremos actuar de manera más urgente.

-¿Se atreve con una fecha? Desde luego el año que viene no parece, así que nos vamos a la siguiente legislatura.

-No es una cosa que se termine de manera rápida, pero la media de consolidación de los mismos es de diez años, aunque esperamos que no sean tantos; hay que realizar un avance que después se somete a alegaciones, informes sectoriales y demás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios