La asistencia a los comedores escolares baja una media del 10%

  • Los menús se han encarecido un 15%, según la FAPA · Los alumnos que no pagan nada ascienden en algunos colegios hasta el 70% del total

Los colegios públicos han registrado este año un descenso en el número de niños que hacen uso del comedor. La razón se encuentra en el incremento de los precios y en la delicada situación en la que se encuentran, desde el punto de vista económico, muchas familias.

El descenso en el uso del comedor se estima, según fuentes del colectivo docente, en un 10% en relación al curso pasado. El hecho coincide con la nueva planificación que desde la Consejería de Educación se puso en marcha este mismo curso.

Aunque desde Educación se aumentó la baremación para conseguir descuentos para el comedor y otros servicios, como el aula matinal, la realidad es que el aumento de los precios, de un 15%, ha abofeteado la economía de muchas familias que ven lejos de sus posibilidades pagar 4,5 euros diarios por menú y niño. Aun así, la media de alumnos que no paga nada por el comedor oscila entre un 60% y un 70%. Lo mismo sucede con el aula matinal y las actividades extraescolares.

Desde la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fapa), su presidente, Diego González, señaló que "se ha efectuado un incremento de precios en plena crisis y sin consultarlo con las familias". Desde la Fapa se entiende que el comedor escolar "es un servicio y no un negocio" pese a que "desde la Junta de Andalucía se esgrime que el sistema que ha implantado es más justo, cuando la realidad es que hay familias que han dejado de llevar a sus hijos".

Las críticas también van dirigidas al aula matinal, ya que "en muchos centros no se ponen en funcionamiento al exigirse un número mínimo de niños". "Nos hemos encontrado con casos -añadió el presidente de la Fapa- en el que familias cambiaron a sus hijos a colegios en donde en teoría iba a haber aula matinal y luego se han encontrado que no".

El sistema implantado por la Junta, como ya se ha indicado, amplía el baremo de descuentos para estos servicios. El comedor, las familias que tienen que pagar el 100% difícilmente llegan al 10% del total y lo mismo ocurre en aula matinal. La trampa que han encontrado muchos padres está en que para acceder a uno de estos descuentos hay que presentar la declaración de la renta, pero la de dos ejercicios anteriores. En una situación de crisis como la que vivimos, las condiciones que rodean a las familias han cambiado bruscamente en algunos casos. Lo que hace un par de años daba evidentes señales de solvencia, ha dado paso a situaciones de apuros económicos. De ahí, el desajuste que se ha provocado sin contar otras circunstancias como divorcios y viudez que tampoco se ven reflejados.

Desde el sindicato Ustea, su responsable, Raúl López, lamenta que se "esté perdiendo calidad en los menús". Para sostener esta afirmación, desde este sindicato se explica que "Educación ha optado por sustituir la línea caliente por la línea fría, lo que supone cambiar comida recién hecha por otra que se come recalentada, con lo que Educación reduce gastos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios