Huelva

Los armadores y marineros de la chirla comenzarán a cobrar las ayudas en mayo

  • El consejero de Pesca reitera que los barcos no pueden volver a faenar hasta la recuperación del caladero

Barcos con draga hidráulica para la captura de la chirla amarrados a puerto. Barcos con draga hidráulica para la captura de la chirla amarrados a puerto.

Barcos con draga hidráulica para la captura de la chirla amarrados a puerto. / h. información

A partir de mayo comenzarán a cobrar las ayudas los armadores y marineros de la chirla del Golfo de Cádiz tras el cierre del caladero decretado por la Junta de Andalucía. La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha notificado al sector la orden de ayudas para paliar la situación acontecida por el cierre de la pesquería para la regeneración de la especie, según indicó el consejero del ramo, Rodrigo Sánchez Haro, que precisó que a partir de ahora el sector tiene un plazo de siete días para presentar las alegaciones oportunas a la disposición.

El consejero aseguró que los requisitos establecidos, que el sector considera que serán de "muy difícil cumplimiento" para muchos afectados, "no son inamovibles", si bien los mariscadores tendrán que presentar alegaciones que posteriormente serán analizadas y la Consejería tendrá que resolver.

Sánchez Haro recalcó que van a hacer "todo lo que sea beneficioso para el sector" y que el objetivo con esta orden es "contribuir a que la situación de dificultad sea la menor posible".

En la ordenanza se establece una ayuda de 500 euros al mes para armadores y otra de 400 para marineros afectados por el paro, teniendo que ser tramitadas todas ellas a través de los primeros.

En cuanto a la reunión mantenida en la tarde del miércoles con las mujeres de los armadores y marineros explicó que le trasladaron "su preocupación, como es también la de la Consejería, por la situación del caladero y las dificultades que están pasando" y, a su vez, él le mostró "su apoyo" y les hizo partícipe de esa orden de ayudas que "se va a poner en marcha para contribuir a paliar esa situación de dificultad social y económica que van a padecer las familias".

Sánchez Haro apuntó que para la Junta "es fundamental en primer lugar la preservación medioambiental del caladero, que tengamos chirla para desarrollar esa actividad económica de manera eficiente y que puedan vivir esas familias del Golfo de Cádiz; y también que se mantengan esos puestos de trabajo y la viabilidad social de la actividad".

El consejero se mostró convencido de que la solución al problema hay que "encontrarla entre todos", sector y administraciones, y apuntó que "de momento los barcos no pueden volver a faenar porque hay un informe del Instituto Español de Oceanografía (IEO) que indica que ahora mismo no hay chirla en el caladero para poder sacarla al mercado; para mí no es plato de buen gusto adoptar la medida, pero tenemos esos informes técnicos".

Sobre la reclamación del sector de bajar la talla de captura de la especie para equipararla con Italia, el titular de Pesca precisó que "no es una competencia que tenga la comunidad autónoma, podemos pedir lo que tengamos que pedir pero la normativa no nos permite adoptar esa decisión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios