La apuesta por las comunicaciones se queda en 35,3 millones de euros

  • El Gobierno centra sus inversiones en la variante de Beas y Trigueros y en la conclusión de la estación

  • El AVE se proyecta hasta 2023 con 1,2 millones este año

La historia se repite: nuevos Presupuestos del Gobierno, mínima apuesta por las comunicaciones en la provincia de Huelva. Las inversiones del Estado pasarán de puntillas otra vez ante las grandes demandas en infraestructuras de los onubenses. La Alta Velocidad ferroviaria se mantiene a paso de tortuga, sin noticias de la demandada mejora de la conexión con Extremadura para el desarrollo del Puerto, y las nuevas carreteras estatales siguen siendo la circunvalación de Trigueros y Beas, la rotonda de Valverde, ya consignada el pasado año, y los accesos al Chare de Lepe. Nada más de importancia. Porque para la A-83 que debería conectar también con Badajoz, el ansiado desdoble de la N-435, apenas se reservan unos euros para gastar en despachos. Sigue la espera mientras se exhibe la variante como el gran proyecto viario en Huelva. A sólo un día de una nueva reunión en Madrid con el ministro de Fomento, parece que poco hay para satisfacer al alcalde y el presidente de la Diputación onubenses.

Otro ministro, el de Hacienda, Cristóbal Montoro, presentó ayer en el Congreso el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que se concreta en la provincia de Huelva en una inversión de 129,7 millones de euros. Hay que tener en cuenta, en cualquier caso, que esa cifra contempla las partidas correspondientes a la Autoridad Portuaria de Huelva, integrada en la entidad Puertos del Estado, aunque, como es el caso de Algeciras en Andalucía, con independencia económica del Ministerio de Fomento por contar con beneficios propios. Son casi 73,4 millones de euros con los que contribuye a esas cuentas del Estado, cuya inversión efectiva se recortaría hasta los 56,3 millones.

El Ministerio de Íñigo de la Serna, no obstante, es el que mantiene el mayor esfuerzo inversor del Gobierno, aunque los nuevos proyectos viarios, tanto en ferrocarril como en carretera, se quedan en 35,3 millones de euros, de los que sólo 12 corresponden a las obras en ejecución de la variante entre Beas y Trigueros, 3,4 millones a los accesos al Chare de Lepe y 7,5 millones más para concluir en este 2018 las obras de la estación de trenes en Huelva. Una vez más, el prometido AVE queda reducido a cantidades irrisorias, que suman 1,2 millones de euros para vías.

La nota más destacada, en cambio, y que queda casi arrinconada y oculta por el propio Gobierno, es el nuevo proyecto de línea de Alta Velocidad, que aparece como novedosa consignación de la entidad Adif-Alta Velocidad, con comienzo este 2018 y conclusión en 2023, para el que hay apuntados 226,5 millones de euros en total.

De cumplirse estos plazos que refleja el proyecto de los PGE, en cinco años podría tener Huelva la conexión de AVE con Sevilla, después de 31 años de demanda onubense de esa extensión que se planificó en principio hasta Faro. Para ello se tendría que cumplir la proyección inversora que ofrece el mismo documento: 8,5 millones en 2019, más 42,6 millones en 2020, a los que le seguirían otros 113,7 millones en 2021. No aparece más detalle, al margen de que este año empezaría la inversión en 800.000 euros, completada desde el Ministerio con 240.000 euros y 160.000 más asignados a las provincias de Huelva y Sevilla, en el proyecto comenzado en 2005, con final en este 2018. En total, 1,2 millones que darían para muy pocos metros de la nueva línea.

Otra cosa es lo que ocurre con la otra comexión férrea onubense, la Huelva-Zafra, una de las infraestructuras más reivindicadas por los onubenses en los últimos tiempos, estandarte para los socialistas y fundamental para la expansión del Puerto y para la salida marítima de Extremadura y sus productos. No hay ninguna partida específica que refleje mejoras, como sí hay 276.000 euros consignados para la rehabilitación de la actual con Sevilla. Adif invertirá en total 10,8 millones en la provincia este año, aunque entre estos se cuentan los 7,5 que corresponden casi en su totalidad a la nueva estación de Huelva, cuyas obras están a punto de finalizar.

La inversión en carreteras procede directamente del Ministerio de Fomento y vuelve a ignorar el proyecto de desdoble de la N-435 bautizado como A-83. En términos presupuestarios, como el AVE, los avances son mínimos, de metros, en términos relativos figurados: sólo hay 55.960 euros de gasto aplicado a la provincia de Huelva para una vía de 175 kilómetros. Como el proyecto afecta a Extremadura también, la inversión en Badajoz suma para este año otro 43.350 euros. Menos de cien mil euros en total.

En torno a la N-435 se incluye la variante de Beas y Trigueros, y sus 12 millones consignados para este año. La obra está en curso, pero se trata de una circunvalación para evitar las travesías urbanas de los dos pueblos, demandada hace años por sus vecinos, pero lejos de ser el desdoble que piden hace décadas los conductores que toman a diario la conexión principal de Huelva con el Andévalo oriental, la Cuenca Minera y la Sierra onubenses.

La rotonda de Valverde del Camino, en la misma carretera, se llevará otros 1,3 millones del Ministerio, que ya estaban consignados para el año pasado, pero se aplicarán finalmente en éste.

Aunque la nota destacada viene del proyecto de tercer carril en la A-49 entre Huelva y San Juan del Puerto, que se retoma en estos Presupuestos y se proyecta hasta 2021 con la consignación de 5 millones de euros, de los que se prevé aplicar 500.000 en 2018.

Estas cantidades quedan minimizadas por la inversión que realiza el Estado hace años para el tercer carril de la autovía en su comienzo por Sevilla. En el proyecto presentado ayer, un total de 8.080.000 euros para tres tramos distintos, de los que sólo 179.780 euros se aplican en terreno onubense, en la conexión Huévar-Chucena. Ni la suma del correspondiente en San Juan, la A-83 y el AVE alcanzan la cifra sevillana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios