Los años de crisis dejan 10.500 pensionistas más en la provincia

  • El coste de las pensiones es de 81,6 millones de euros al mes

  • Las prestaciones por jubilación son ya el 67% del total

  • Casi una cuarta parte de la población local superará los 65 años en 2031

Los años de crisis dejan 10.500 pensionistas más en la provincia Los años de crisis dejan 10.500 pensionistas más en la provincia

Los años de crisis dejan 10.500 pensionistas más en la provincia

El cierre del pasado año ha dejado noticias nada alentadoras sobre el sustento de los mayores. La Seguridad Social se ha visto obligada a pedir financiación externa para atender los pagos de sus prestaciones, mientras sus fondos propios de la llamada hucha de las pensiones menguan cada vez más por atender obligaciones de pago ajenas. Hay preocupación por el futuro de los pensionistas en España, la mayoría de ellos actuales trabajadores de mediana edad que se ven en caída libre sin colchón que amortigüe su retirada. Y mientras, las entidades privadas han visto crecer sus oportunidades de negocio con los planes que ofrecen ahora como alternativa real al soporte del Estado, más que como complemento o rentable inversión con beneficios fiscales.

En este contexto, el balance que deja la estadística parece acercar un poco más el colapso esperado. Sólo en la provincia de Huelva, bien vale el dato de que los años de la crisis han dejado 10.500 pensionistas más. En menos de diez años, entre 2008 y 2017: un 12,4% más, que ha incrementado el coste mensual, además, en casi 23 millones de euros. Eso sólo en la provincia más pequeña de Andalucía, en una de las que más sufre los efectos del desempleo y en la que se ha producido un avance muy positivo en términos de población, sobre todo por la aportación de la inmigración, pero insuficiente, como en otros puntos del país, para cubrir las necesidades generadas por el veloz envejecimiento de la población.

Basta echar un vistazo en el INE, en la estadística del padrón a 1 de enero, para comprobar este fenómeno: en 2008, año de referencia como inicio de la recesión económica, el 14,3% de la población onubense tenía más de 65 años. Había entonces 72.487 de las 505.037 personas censadas en la provincia. Este año, nueve después, el peso de la población mayor ha subido casi dos puntos, al 16,2%, con 84.257 de las 521.117 totales.

En paralelo a ese avance de la población en edad de cobrar al menos las prestaciones por jubilación, el número de pensionistas se ha incrementado en este tiempo hasta quedarse ya muy cerca de 100.000 y suponer una quinta parte de todos los residentes en la provincia. Ahora, según los datos de la Seguridad Social de noviembre pasado, hay 95.435 pensionistas en Huelva, un 18,3% de la población total de este 2017; un punto y medio más que en 2008, cuando eran 84.929.

Como pensionistas se cuenta a los jubilados, que son mayoría, además de aquellas personas que cobran pensiones por incapacidad permanente, viudedad, orfandad, y a favor de otros familiares. En una población con una esperanza de vida cada vez más alta, que contribuye aún más al fenómeno del envejecimiento como antes no se había dado, los perceptores de pensiones de viudedad apenas se han incrementado desde 2008 en poco menos de 700 personas hasta llegar actualmente a los 24.882, el 26,1% del total de pensionistas. El protagonismo, sin embargo, es de quienes tienen cada mes su pensión de jubilación: 54.189, según el último dato, de noviembre.

Es entre estos pensionistas entre los que se da el mayor bocado a los fondos estatales como consecuencia del progresivo aumento de beneficiarios. Desde 2008 hay 10.343 más, y su peso entre todos los perceptores de estos subsidios ha pasado a ser del 56,8% en Huelva, cuando al inicio de la recesión era del 51,6%.

La nómina total de pensiones en España ha llegado en noviembre a 8.860 millones de euros, de los que 81,6 se han quedado en la provincia. En 2008, el desembolso era 23 millones inferior: 58,6 millones. Y el motor para ese aumento ha venido proporcionado por los pagos de las jubilaciones, que han pasado de ser 35,3 millones a 54,7 millones de euros el mes pasado, el 67% del total dejado por la Seguridad Social por sus pagos a onubenses.

Este cálculo viene dado por el dato de prestación media percibida al mes por los pensionistas onubenses, que no salen mal parados en el contexto andaluz. Con 855,37 euros de media en el cobro de noviembre pasado, sólo hay retribuciones mayores en Cádiz y en Sevilla, aunque el dato se torna negativo en la comparativa estatal, ya que la pensión media en España se situó el mes pasado en 925,8 euros, 70 euros por encima de la onubense.

Esta cantidad está en consonancia con las cifras de jubilación, que por primera vez llega a los mil euros (1.009,46) en noviembre, dejando también a los perceptores onubenses en el podio andaluz pero muy alejados de las nóminas que reciben en el resto del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios