Dos años de cárcel para el portero de un pub por patear la cara a un cliente

  • El condenado pagará a la víctima 2.700 euros y la Audiencia le aplica la atenuante de dilaciones

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a dos años de cárcel al portero de un pub de la capital onubense por patear la cara a un cliente tras impedirle la entrada al establecimiento de un empujón.

La sentencia considera a esta persona responsable de un delito de lesiones con deformidad, al que aplica la circunstancia atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas.

Además de la pena de cárcel lo condena al pago de una indemnización al perjudicado de 2.700 euros por lesiones y secuelas, cantidad de la que responderá con carácter solidario la compañía de seguros que tenía contratada la empresa que explota el negocio.

Se considera probado que sobre las 2:30 del día 9 de octubre de 2007 el acusado se encontraba realizando labores de portero en el pub Harén.

En un momento determinado, al ver que una persona trataba de entrar, y con la intención de menoscabar su integridad física, le agarró con las dos manos de los brazos y lo empujó hacia afuera arrojándolo al suelo.

Cuando esta se encontraba en el suelo el inculpado le dio una patada en la zona derecha de la cara golpeándole en el ojo, la nariz y el labio.

Como consecuencia de ello esta persona sufrió una herida inciso contusa en labio superior y varias contusiones. Para su curación precisó, además de una primera asistencia facultativa, de tratamiento médico quirúrgico, consistente en sutura de la herida.

Tardó en curar 20 días, con incapacidad para sus ocupaciones habituales y le quedó como secuela una cicatriz visible en el labio superior derecho de 2,5 centímetros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios