El 650 aniversario del Condado

  • lEn 2012 se olvidó a Alfonso X el Sabio en el 750 aniversario de la incorporación de Niebla a la corona de Castilla

  • Una nueva efemérides vuelve a destacar la importancia de la comarca

La celebración del 750 aniversario de la toma de Niebla por Alfonso X el Sabio pasó de puntillas en 2012, cuando todo se despachó discretamente. Una pena por lo que significa la figura de Alfonso X y este hecho de incorporación a la corona de Castilla. Impulsó la reconquista tomando plazas como Niebla, Jerez, Media-Sidonia, Lebrija, y Cádiz.

El reinado de Alfonso X destacó sobre todo en el orden cultural y se le considera el fundador de la prosa castellana y, de hecho, puede datarse en su época la adopción del castellano como lengua oficial. Los profundos conocimientos en astronomía, ciencias jurídicas e historia le llevan a organizar tres grandes centros culturales que giran al rededor de Toledo, Sevilla y Murcia. Destacó la Escuela de Traductores de Toledo movido por un afán cultural reunió a judíos, musulmanes, castellanos e italianos, que ofrecieron una proyección universal.

Alfonso X que había caído en la ingratitud del municipio de Niebla al ser retirado su monumento, ahora parece que vuelve a despertar su interés. Se le quitó su monumento, que realizó el imaginero de La Palma del Condado Joaquín Moreno Daza, ubicado en la Plaza de la Feria donde se levantó en su lugar otro a Ibin Mahfoth; todo por iniciativa del alcalde Francisco Viejo (PA).

Aquel monumento fue regalo de la ciudad de Huelva a la de Niebla con ocasión del VI Centenario del Condado de Niebla, en aquella ocasión se trasladó el alcalde de Huelva, Federico Molina Orta, quien testimonió esa entrega, mientras el agradecimiento de los iliplense quedó recogido en un pergamino que le hizo entrega su alcalde, Manuel Molina García. Tuvo lugar en un gran ceremonial festivo, con intervención de José María Segovia, en un acto organizado bajo la dirección de Manuel Marín. Todo un éxito.

En estos últimos cinco años se dieron algunos pasos, como la aprobación plenaria de la recuperación de su monumento a propuesta del Partido Popular presentada por su portavoz Antonio Fernández Regido, el 20 de noviembre de 2012, y votada a favor por todos los grupos políticos el 22 de abril de 2013. Entonces se dijo que todo quedaba pendiente a la restauración de las murallas para ubicarlo. Lo cierto es que las murallas se están restaurando y hay espacios donde colocarlo. Mientras desde el PP se ha vuelto a insistir sin éxito su vuelta. Qué mejor que ahora, cincuenta años después para recuperar el monumento a Alfonso X el Sabido recordando a aquel regalo de la ciudad de Huelva, que debe estar en los almacenes municipales, o al menos eso se indicaba en 2013.

Ahora es la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva la que está promoviendo la celebración del 650 aniversario de la creación del Condado de Niebla, que considera como "uno de los hechos históricos más relevantes de la comarca". Sin duda un acontecimiento singular que identifica la zona.

Tras la conquista de Niebla por Alfonso X en junio de 1262 para la corona castellana pasará un tiempo hasta que se cree el Condado de Niebla, cuando Enrique II el de las Mercedes, lo otorgó a su hija Beatriz al casarla con Juan Alonso de Guzmán y Osorio, señor de Sanlúcar, Ayamonte, La Algaba, Alarza, Trebujena, Monteagudo, Véjer, Barbate, Chiclana, Torre de Guzmán, Conil, Zahara, Bollullos en el Aljarafe, entre otras. Los nuevos y primitivos condes de Niebla, se casaron el 29 de octubre de 1369.

En 2012 la celebración del 750 aniversario quedó reducida a sendas conferencias de los profesores de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Huelva, Francisco Gómez y Juan Luis Carriazo, que descubrieron La Niebla que conquistó Alfonso X el Sabio, así como La conquista de Niebla 750 años después; dentro de la programación de la fiesta de Todos los Santos.

En esta celebración que ahora se prepara, la Mancomunidad del Condado resalta la importancia de esta zona como un territorio que cuenta con una singular identidad común: la unidad de su paisaje, la práctica de una economía que era plenamente mediterránea y que desde antiguo encontró en la vid su gran protagonista y un rico acervo de costumbres y tradiciones que se han sumado a una historia cargada de relevancia y personalidad propias. Los viejos territorios del Condado de Niebla -que llegó a estar integrado en el siglo XVIII por veintiuna localidades de la Campiña, el Andévalo y la Costa onubense- estaban situados en una frontera difusa que separaba la capital del Reino de Sevilla de sus confines occidentales y que fueron en la Edad Moderna encrucijada de caminos y escenario de importantes sucesos, a la vez que hervidero de una vida bulliciosa y creadora que condicionó la de su entorno.

Esperemos que se recupere la historia sin prejuicio; porque la historia es eso: historia. No una memoria al gusto de cada uno. Si además vuelve el monumento a Alfonso X el Sabio, mejor que mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios