La Virgen de la Cinta baja a La Merced arropada por miles de onubenses

  • La Patrona de Huelva llega a la Catedral en el 25 aniversario de su coronación canónica. Devoción y fe a raudales por las calles que se llenaron de fieles desde primera hora de la mañana

Fe y plegarias a la Virgen Chiquita, alcaldesa perpetua de Huelva. Una ciudad que se vuelca cada tercer domingo de agosto para acompañar a la la Virgen de la Cinta en su bajada hacia el centro de la capital. Este año en el que se celebra el 25 aniversario de su coronación canónica, la Virgen de la Cinta terminó su recorrido en la Catedral donde aguardará hasta la procesión del próximo 7 de septiembre.

Aún no había despertado el día cuando cientos de feligreses se congregaron en el santuario de la Cinta para participar la misa que precedía la bajada. Una eucaristía marcada por el recordatorio a las víctimas y familiares del atentado de Barcelona. Los fieles abarrotaron el santuario, tanto dentro de la iglesia como fuera en el patio, donde muchos han seguido la misa con fervorosa atención. El repicar de las campanas cuando se acercaban las 6:45 de la mañana anunciaban la salida de la Patrona de Huelva, reina y madre de los onubenses.

El repicar dio paso a la voz devota de los campanilleros que con sus campanillas y guitarras rezaban cantando ante la salida inminente de la Virgen Chiquita. Y la noche se hizo día entre coplillas, vivas y pétalos. Uno de los momentos más emotivos, además de la salida, fue la llegada de la Cinta al Palacio Episcopal, en el que el obispo José Vilaplana que rezó el cuarto misterio ante una multitud de onubenses. Tras tres horas y media de recorrido la Patrona de Huelva ha entrado por el dintel de la catedral entre aplausos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios