"Vamos a rendir cuentas para conseguir la legitimación de la sociedad"

  • Se confiesa más profesora que vicerrectora, pero afronta este nuevo reto profesional desde la humildad, el trabajo duro y la plena dedicación a una institución de la que forma parte desde 2005

Una joven vicerrectora para un vicerrectorado nuevo y pionero en el seno de la Unia. Aún en la fase de definición de estrategias y objetivos, Pilar Paneque Salgado a sus 31 años tiene muy claro el camino a seguir y las herramientas para conseguir sus objetivos: la transparencia, y el trabajo en equipo. Sevillana y profesora titular de la Universidad Pablo de Olavide, desembarcó en la Unia en otoño de 2005 como directora del secretariado de ordenación académica hasta que en noviembre de 2007 se convirtió en vicerrectora.

-Es uno de los últimos fichajes de la Unia.

-Con la aprobación y puesta en marcha del primer Plan Estratégico de la Unia, el proyecto más importante de la universidad, se vio la necesidad urgente de crear este vicerrectorado porque este documento ya exigía un grado mayor de trabajo, organización, seguimiento y control sobre temas de calidad y a alguien que liderase todo esta labor. Por ello, existimos como vicerrectorado desde noviembre del año pasado, tras la aprobación del plan, aunque la verdad es que, como en el resto de universidades, en la Unia ya se hacían trabajos relativos a la calidad pero realmente no había una estructura ni una persona que coordinara e impulsara este trabajo tan importante.

-Por tanto, su labor se complica en cuanto que es un trabajo sin precedentes.

-Pues sí. En la Unia no hay tradición en lo que se refiere proyectos del planificación y calidad por lo que, en la actualidad, todos los proyectos se están iniciando sin ningún tipo de precedente y eso siempre es costoso. Pero estamos trabajando duro, con muchas ganas e ilusión.

-En el inicio de la historia del vicerrectorado que lidera, ¿cuáles son los retos a conseguir y las estrategias a poner en marcha?

-Fundamentalmente, nuestra estrategia va a ser el diálogo, el consenso y el trabajo en equipo y nuestros retos son todos los objetivos estratégicos que hemos definido en el plan estratégico de la universidad con ese escenario de 2009. Por otra parte, como objetivo directo que se haya marcado el vicerrectorado, se alza como prioritario la puesta en marcha del propio seguimiento y control del plan ya de forma técnica. También tenemos un proyecto en el que hemos depositado muchas de nuestras ilusiones y queremos que tenga un primer resultado en diciembre de este año. Se trata de la elaboración de la memoria de responsabilidad social de la Unia y lo si lo conseguimos para diciembre seremos la primera universidad andaluza que tenga una memoria social hecha pública para todos. En realidad es un proyecto que enlaza con la planificación estratégica porque comparte ese objetivo de la rendición de cuentas, por lo que queremos que en él participen, no sólo toda la comunidad universitaria, sino también agentes externos, de la misma forma que el plan estratégico es el resultado de un debate interno en el que todos los de la universidad hemos participado de forma crítica y reflexiva, contando con opiniones externas de instituciones onubenses como la Diputación de Huelva o la Universidad de Huelva para saber qué piensa la sociedad de nosotros como institución pública.

-Se trata de rendir cuentas a la sociedad sobre la labor y las actividades de la Unia.

-Esa es la base y estoy bastante obsesionada con ello. Tratamos de dar respuesta a la necesidad de explicar lo que somos, lo que hacemos, de rendir cuentas sobre el uso que hacemos de la financiación pública y, en definitiva, de rendir cuentas a la sociedad sobre para qué servimos. Vamos a ofertar indicadores certeros para que la toma de decisiones no esté basada sólo en intuiciones o, incluso, en valoraciones personales, como ha podido ocurrir en el pasado. De otra parte, debemos de estar siempre comprometidos con la mejora continua a través de nuestras evaluaciones con las que, muy lejos de castigar, proponemos mejoras intentando que como institución seamos más eficaces, más transparentes, para en definitiva responder mejor a lo que la sociedad espera de nosotros, porque nos debemos a ella, que es la que nos financia, y, como institución, nos debemos también a la excelencia y a la calidad, nuestro objetivo final.

-¿Cómo ve a la Unia ahora que se ha incorporado de lleno a su equipo?

-Desde que llegó el actual rector, formo parte del equipo de gobierno de la universidad. Con Suárez Japón, la institución ha vivido un proceso de redefinición que he tenido mucho que ver con la elaboración del plan estratégico y en el que nos lo hemos cuestionado todo, qué somos o para qué servimos desde una actitud muy crítica. La universidad también se ha reposicionado de manera que se ha equiparado al resto de universidades andaluzas. Nuestras dos características distintivas son que sólo ofrecemos estudios de posgrados, en los que estamos muy especializados, y nuestro carácter internacional y actitud de cooperación educativa y con el desarrollo. Esta la vocación de la universidad.

-Parece que la Unia es más conocida y apreciada en el exterior.

-Pues sí. La verdad es que la mayor parte de nuestro público en posgrado es extranjero, sobre todo, de América Latina y de África. Ésta es una de nuestras grandes carencias, pero no sólo nuestra sino del resto de universidades. Como instituciones somos grandes desconocidas por la sociedad, incluso para aquellos que han formado parte de ella o tienen alguna relación. Realmente no se conoce bien nuestra labor o cuál es nuestra aportación en la generación y difusión del conocimiento. Se trata de algo que todas las universidades debemos superar. Tenemos que mostrar mejor lo que hacemos porque somos uno de los pilares de construcción de la sociedad desde una visión crítica, de capacidad innovadora e investigadora. Todo ello debe trasladarse e influir en el entorno más directo. Esta es una de las asignaturas pendientes de la Unia y de todas las universidades públicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios