Valderas deja su futuro en manos de IU pero abre una puerta en Huelva

Un día después de que la militancia de Izquierda Unida lo rechazara como candidato a la Presidencia de la Junta en las elecciones autonómicas del próximo marzo, el coordinador regional de la formación, Diego Valderas, ha vuelto a dejar su futuro en manos de la Asamblea andaluza (que se celebrará los días 14 y 15 de diciembre en Matalascañas), pero deja un resquicio abierto en la provincia onubense.

Ayer, la federación de izquierdas celebraba en Huelva la Asamblea provincial a la que se trasladaban los resultados de las votaciones a las candidaturas a las elecciones andaluzas y generales que las distintas asambleas locales han arrojado. A diferencia de lo ocurrido en Sevilla, la Asamblea onubense estuvo rodeada de falta de precisión (al menos de puertas hacia fuera): la dirección del partido eludió dar los cinco nombres que han estado en liza para los comicios andaluces (tres mujeres y dos hombres) y no concretó ni el porcentaje de votos que ha obtenido el dirigente que será finalmente cabeza de cartel, el ex diputado provincial Francisco Javier Camacho, ni el respaldo obtenido por Valderas en el conjunto de la militancia.

Tras un proceso en el que ha participado en 60 por ciento de las bases de la federación de izquierdas, el coordinador provincial de IU, Pedro Jiménez, indicó que Camacho ha sido el que más votos ha aglutinado para las elecciones autonómicas y que "la única candidatura que ha apoyado Huelva de cara a la Presidencia de la Junta es la de Diego Valderas, con un apoyo masivo", aunque según ha podido saber este diario algunas asambleas no le han dado su respaldo.

El cartel de para los comicios generales estará encabezado por la coordinadora de IU en Cartaya, María Josefa Beiras, y para el Senado, estará el coordinador local en la capital, Juan Manuel Arazola.

"Va a ser la Asamblea andaluza la que diga por donde va el candidato a la Presidencia, en función también de que yo lo sea. No espero que me pueda quedar yo fuera o no... Vengo diciendo que hay que valorar tanto la propuesta de IU como los propuestos", manifestaba Valderas. "Estamos recogiendo el sentir de la militancia -agregó- y tendremos que estar a lo que esa militancia vaya a decidir".

Sin embargo, según el coordinador provincial, la candidatura a la que se ha dado el visto bueno podría sufrir modificaciones si en Matalascañas se decide que Valderas vuelva a presentarse por la provincia de Huelva (en la última convocatoria quedó fuera del Parlamento andaluz). Si se da este supuesto, subrayado el "apoyo masivo" que el dirigente de la formación ha tenido entre la militancia onubense, Camacho sería desplazado en la lista.

El objetivo para la federación es precisamente recuperar el parlamentario que tenía por la provincia y que se perdió en la convocatoria de hace cuatro años, un objetivo que pretende conseguirse siguiendo la estrategia de campaña que IU llevó a cabo en las municipales del pasado mayo, "con el trabajo puerta a puerta y generando ilusión y confianza", según Jiménez. "De darse el resultado que Izquierda Unida obtuvo en los comicios locales, tendríamos garantizado el parlamentario de una manera muy holgada", remarcó el coordinador provincial de la federación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios