Unidosis evita errores al distribuir los fármacos entre los pacientes

  • Se trata de un programa de Dispensación Automática que hace un seguimiento exhaustivo del 'stock' con el que cuenta el hospital y del recorrido de los medicamentos por todo el recinto

"Éste es el futuro". Así considera la jefa del servicio de Farmacia del hospital Infanta Elena, María Antonia Bolívar, al programa de Dispensación Automática de Medicamentos por Unidosis, que se ha implantado de manera pionera en Andalucía en el hospital onubense. El sistema está presente a día de hoy sólo en el Gregorio Marañón de Madrid y La Fe de Valencia, aunque la farmacéutica no duda de que el programa se irá extendiendo por el resto de los centros hospitalarios del país, rendidos a las indudables ventajas que presenta tanto para la propia dinámica del centro sanitario, como para un mejor control de los tratamientos que se aplican a los pacientes.

Pero, ¿en qué consiste este programa? Se trata de un sistema informático que permite un control prácticamente exhaustivo de todos y cada uno de los medicamentos que se mueven dentro del hospital y se garantiza aún más, que el fármaco que el paciente va a tomar es el que realmente le prescribió el médico.

Bolívar comenta que todo surgió de un viaje a Estados Unidos donde el programa está implantado en multitud de hospitales. En ese momento, el Infanta Elena tenía el sistema más tradicional de distribución y reparto de medicamentos cuando lo habitual, como en el Juan Ramón Jiménez, es el sistema unidosis por el que cada paciente recibe de manera diaria justo la medicación que precisa para las próximas 24 horas. Aunque estos sistemas cuentan con una base de datos, no están centralizados en un programa informático que permite ese mayor control y un menor trasiego de diferentes profesionales y de los compuestos.

En principio, este programa de Dispensación Automática de Medicamentos por Unidosis, sólo está implantado en Urología, en Cuidados Intensivos, Pediatría y en Urgencias. Para aplicar el programa se ha tenido en cuenta el consumo que venían realizando estas secciones, ya que ese consumo estaba controlado hasta de manera diaria.

Como ya se ha comentado, este programa permite controlar todos los aspectos relacionados con los medicamentos, como son los principios activos que los sustentan, las interacciones que se pudieran producir y un exhaustivo control de los lotes y las características de todas las presentaciones que pueden tener los medicamentos.

Lo primero que sorprende por lo novedoso -y lo práctico- es que el médico prescribe directamente en el ordenador, con lo que los enfermeros se ahorran el 'traducir' la letra del facultativo y realizar diferentes listas de fármacos. El que las prescripciones se metan en el ordenador permite además que a través de la intranet haya una comunicación con los enfermeros y los farmacéuticos. El programa además asesora al propio médico sobre dosis, interacciones y alternativas. De este modo es más la información, y no los fármacos, los que circulan por el hospital, evitando posibles errores que pudieran introducirse en el proceso de distribución y administración de los medicamentos. A nadie se le escapa tampoco, que ese mayor control va a redundar en una contención del gasto, en un apartado que no deja de crecer cada año.

La implantación del programa se irá realizando progresivamente en las distintas áreas asistenciales hasta que todo el hospital quede incluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios