La UHU prueba un software para prever la calidad del aire

  • El programa informático se conoce como 'Hysplit', al que someterán a prueba cotejando sus resultados con los obtenidos de los filtros tradicionales colocados en 21 puntos de Andalucía

Comentarios 3

La investigación es un campo en el que la Universidad de Huelva se afana en fomentar de manera que la relación y el beneficio entre ésta y la sociedad sean más directos y eficaces. De aquí que sean múltiples los proyectos que muchos de los docentes universitarios de la capital ponen en marcha cada año desde hace ya unos cuantos, tanto dentro de la propia Universidad como fuera de ella. Y es que en el seno de la Onubenses son múltiples los proyectos que, por su importancia y transcendencia, así como por la calidad de sus investigadores, son reconocidos por las administraciones públicas, este curso en total 19, catalogados como proyectos de investigación de excelencia. Este es el caso del titulado 'Caracterización físico-química y modelo de dispersión de alta resolución se metales derivados de emisiones industriales. Sistema Integrado de modelización de calidad del aire en Andalucía-SIMAND-'. Se trata de la investigación coordinada por el profesor Jesús Damián de la Rosa Díaz quien, junto a otros dos compañeros, pretenden prever la calidad del aire. Lo realmente novedoso es que este equipo investigador trabaja en modelizar el análisis de la calidad del aire, es decir, en que este estudio pueda conseguirlo a través de un programa informático denominado 'Hysplit', software con capacidad para construir mapas de manera automática que representen la calidad del aire de cada zona atendiendo a diferentes variables, de manera que se cree una fórmula estándar y fiable a partir de la cual puedan extraer datos de manera rápida, sencilla y con antelación. Así, con un presupuesto de 145.000 euros, estos investigadores cotejarán durante los próximos tres años estos mapas de calidad elaborados por dicho programa informático con las conclusiones que ellos mismos extraerán a partir del análisis tradicional de la calidad del aire, es decir, mediante el estudio de los datos de los filtros colocados en distintos núcleos urbanos de Andalucía con proximidad a zonas industriales, exactamente 21 áreas, lugares que son el objeto de su estudio. Aunque la investigación de este equipo engloba todo el territorio andaluz, Jesús asegura que el trabajo en Huelva es muy importante. Las zonas de análisis en la provincia son el entorno de Doñana, la localidad de Valverde del Camino, Punta Umbría y, en la capital, el campus universitario de El Carmen.

Desde esta perspectiva, la investigación se divide en dos líneas de trabajo a realizar de forma paralela. Por un lado, los investigadores surtirán de datos al programa informático que, con este trabajo, están poniendo a prueba. Introducirán variables como las características meteorológicas de cada zona, las emisiones industriales y las de los vehículos y otras a tener en cuenta como las masas de aire del norte de África, que llegan al territorio andaluz de manera frecuente a lo largo del año. Y es que el investigador principal asegura que "la presencia en Andalucía de estas masas de aire africanas supone un porcentaje superior al 25% a lo largo del año, por lo que claramente es una variable a tener en cuenta en nuestro estudio". Todos estos datos necesarios los extraen de una gran base de datos con la que cuenta la Universidad además de utilizar otras fuentes como es el Instituto Nacional de Meteorología, consultando sus predicciones. En principio, con todo, 'Hysplit' elabora mapas en los que representa la calidad del aire en cada zona urbana, precisando el tipo y la cantidad de metal que hay en el aire de cada lugar de muestreo. La duda radica en que si estas conclusiones, a partir del análisis de las citadas variables, se corresponden con la realidad. Para ello, el equipo investigador analiza la calidad del aire de forma paralela a través de los tradicionales filtros, resultados que luego cotejarán con los facilitados por el software. Aquí es donde el proyecto introduce una de sus novedades más importantes: el método de estudio de los filtros se alza como un muestreo de alta resolución espacial y horaria ya que, cada ocho días analizarán el aire de lugares separados tan sólo por tres kilómetros de longitud con una diferencia horaria de una hora y al mismo tiempo en toda Andalucía, un muestreo muy exhaustivo, pionero en este tipo de análisis. Así, el coordinador de la investigación confía en que "si podemos predecir la calidad del aire, podemos analizar las variables que influyen en ella y actuar sobre éstas para conseguir mejorar el aire que respiramos. Además, los resultados, datos que publicaremos, suponen una fuente de información fiable, útil y siempre actualizada, por la rapidez con la que se podrían conseguir las conclusiones a través de este innovador programa informático, para las administraciones y para la sociedad andaluza en general".

Todo este trabajo radica, además de en el afán de estos docentes onubenses por evaluar el aire de Andalucía y en concreto de Huelva, en la normativa europea que determina que es necesario controlar la presencia de ciertos metales en el aire como son el Arsénico, el Níquel, el Carnio y el Plomo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios