La UHU observará desde Sierra Nevada la caída de meteoritos

  • La Onubense usa tecnología pionera para detectar la materia interplanetaria · El estudio de estas rocas ayuda a resolver enigmas sobre la vida en la Tierra

El investigador de la Universidad de Huelva (UHU), José María Madiedo, instalará a partir del próximo mes de septiembre un observatorio de meteoros en el Observatorio Astronómico de Sierra Nevada, centro gestionado por el Instituto de Astrofísica de Andalucía. Servirá para detectar la entrada de rocas en la atmósfera terrestre procedentes de distintos puntos del sistema solar.

Los equipos, que permiten estudiar las propiedades de estas rocas de materia interplanetaria y su composición química, están totalmente robotizados y podrán controlarse desde la propia Universidad de Huelva gracias a varios programas de control desarrollados por Madiedo. En la actualidad la Universidad de Huelva dispone de equipos de estas características en el Centro Internacional de Experimentación y Convenciones Ecológicas y Medioambientales (Ciecem) ubicado en el Parque Dunar de Matalascañas.

Estos equipos están basados en cámaras especiales sensibles al infrarrojo que detectan de forma automática la entrada en la atmósfera terrestre de objetos que proceden de asteroides y cometas que orbitan alrededor del Sol. Algunos de ellos provienen de la misma Luna, mientras que otros dan evidencia de que formaron parte de objetos que fueron destruidos por catástrofes cósmicas que acontecieron muchos millones de años.

Según explicó José María Madiedo, que es profesor titular en la facultad de Ciencias Experimentales, el observatorio de Sierra Nevada representa "un enorme avance respecto a la ubicación actual para este tipo de investigación, pues tiene la gran ventaja de estar situado en una zona de alta montaña, por lo que la influencia adversa de la atmósfera se ve minimizada. Además, está casi en el centro geográfico de Andalucía y esta ubicación es estratégica, pues permitirá que los equipos, que tienen un radio de acción de unos 600 kilómetros, puedan cubrir una zona mucho mayor de la península ibérica y detectar caídas de meteoritos en un territorio más amplio".

La explotación de los resultados se hará de forma conjunta con investigadores del Instituto de Astrofísica de Andalucía.

Hay que destacar no obstante, que la Universidad de Huelva ha sido pionera en España en el uso de este tipo de tecnología para la detección de la entrada en la atmósfera terrestre de partículas de materia interplanetaria. Los resultados que se obtienen con esta investigación permiten indagar en el conocimiento del origen de nuestro sistema solar y en cómo evolucionó nuestro sistema planetario. Además se sabe que algunas de estas rocas contienen compuestos químicos orgánicos que son esenciales para la vida, como por ejemplo algunos aminoácidos. Por ello el análisis de estos meteoritos resulta también interesante de cara a resolver algunos enigmas relacionados con la aparición de la vida en la Tierra.

600

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios