La UHU crea un dispositivo que vigilará la evolución de la contaminación lumínica

  • Se trata de un equipo inédito que determinará cómo el exceso de luz nocturna afecta los proyectos de astrofísica

El profesor de la facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva (UHU) José María Madiedo ha desarrollado un sistema que permitirá un seguimiento continuo de la contaminación lumínica en el entorno de Doñana. El dispositivo se ubicará en breve, en el Centro Internacional de Estudios y Convenciones Ecológicas y Medioambientales (Ciecem), centro de investigación de la Onubense que se encuentra en el parque Dunar.

Gracias a un software desarrollado por Madiedo, se medirá de manera automática los valores de contaminación lumínica noche tras noche, permitiendo así estudiar cómo varía esta contaminación a lo largo del tiempo. Además, este equipo está diseñado para poder hacer un barrido de toda la bóveda celeste con el fin de determinar el valor del brillo del cielo en cada punto, lo cual permitirá conocer cuáles son los principales focos de contaminación lumínica y cuantificar con precisión el aporte de cada uno de ellos.

Es la primera vez que se desarrolla un equipo robotizado de estas características, por lo que se ha procedido a tramitar la patente de esta invención. Respecto a los resultados que proporcionará, cabe decir que aunque se espera una mayor influencia de aquellos núcleos de población más próximos. Esta influencia dependerá también en gran medida del tamaño de los mismos y de las políticas específicas que se hayan desarrollado en ellos en lo referente al alumbrado. En este sentido hay que destacar que si bien Almonte ha aprobado la instalación en Matalascañas de luminarias más eficientes que reducen la contaminación lumínica y evitan la desorientación de las aves durante la noche, otros núcleos urbanos como Sevilla (uno de los mayores focos de polución lumínica en Andalucía), pueden llegar a influir negativamente en la calidad del cielo nocturno de la zona a pesar de encontrarse a unos 70 kilómetros de distancia del Parque Natural.

El motivo de realizar este estudio es doble. Por una parte, estas mediciones de contaminación lumínica permitirán saber en todo momento cuál es la calidad del cielo en las instalaciones del observatorio astronómico que se está ubicando en el Ciecem. Por otra parte, al ser un estudio que desarrollará de forma continuada en el tiempo, estas mediciones de la contaminación lumínica permitirán determinar cómo evolucionan las condiciones medioambientales en el entorno de Doñana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios