Torrijas y regalos endulzan el día a los pacientes hospitalarios

  • Los padres de los recién nacidos del Infanta Elena recibieron presentes ayer · Hoy, los enfermos del Juan Ramón Jiménez degustarán dulces de cuaresma

Era el primer regalo que les hacía sus retoños en el Día del Padre. Con gran ilusión, los orgullosos progenitores de los recién nacidos que se encontraban ayer ingresados en el servicio de Toco-ginecología del hospital Infanta Elena recibían de las pequeñas manos de sus hijitos los obsequios que habían elegido especialmente para ellos los profesionales de Enfermería del centro hospitalario.

Con este detalle, pretendían los enfermeros agradecer de manera simbólica la confianza que los padres y madres de los pequeñines han tenido en ellos a la hora de alumbrar a sus hijos en el hospital y compartir así, con todos sus profesionales, uno de los momentos más importantes de su vida. Además, así se refuerzan los lazos de unión de los ciudadanos con el personal del centro.

El Infanta Elena, en el que nacen cada día alrededor de seis niños, se encuentra en la actualidad iniciándose en el proyecto de humanización de la atención perinatal (embarazo, parto y puerperio) impulsado por la Consejería de Salud, que persigue una atención más personalizada a las mujeres durante el parto, implicando también al padre en el nacimiento y los cuidados del bebé.

En el marco del programa de humanización al parto la mujer decidirá sobre cómo desea que sea este momento, si desea estar acompañada y de quién, si desea utilizar la anestesia epidural o si desea donar la sangre de cordón umbilical.

Entre los objetivos que potencia este proyecto se encuentra la promoción de la lactancia materna desde el respeto de la decisión de la mujer. Para ello se vienen llevando a cabo en el hospital una serie de charlas a las mamás que acaban de recibir el alta médica por parte de las enfermeras del área de Maternidad en las que se les informa detalladamente sobre los beneficios que la leche materna tiene en el bebé y en la propia recuperación de la madre, así como sobre la manera más adecuada y cómoda para llevar a cabo esta práctica. En la charla, en la que también suelen participar los padres de los niños recién nacidos como una medida más para favorecer la implicación de los mismos en el proceso de crianza, se ofrecen consejos sobre los primeros cuidados del pequeño y las atenciones del cordón umbilical y se entrega una guía de cuidados para la madre y para el bebé con las principales recomendaciones de salud.

Otra de las áreas de trabajo de este programa tiene por objeto promocionar iniciativas encaminadas a una atención multicultural del embarazo, parto y puerperio, entre ellas las que contribuyan a salvar las posibles barreras lingüísticas. Para ello tanto el área de Paritorio, gracias la utilización de pictogramas, como el área de Maternidad, con la traducción al rumano y al árabe de las guías de cuidados, están implicados en este proyecto.

La dulzura de la Semana Santa llega hoy al otro centro hospitalario de la capital, el Juan Ramón Jiménez. Hornazos y torrijas seducirán el paladar de los pacientes en la jornada festiva de hoy y en la de mañana, Viernes Santo, el postre de una Semana Mayor intensa que ayer también llevó la música de la Banda Municipal de Huelva a las instalaciones.

Serán más de 1.000 raciones de hornazo de almendra y torrijas de leche con miel las que formen parte de los pacientes hospitalarios en el Juan Ramón, acercando las costumbres gastronómicas de estas fechas a los pacientes que permanecen ingresados.

El Viernes Santo se servirá también el menú de vigilia, con platos andaluces como crema de gazpacho, los tradicionales garbanzos con bacalao, cazón en adobo o piña natural. Para la cena, sopa de picadillo, dorada al horno con guarnición, revuelto de calabacines y mousse de chocolate. Todos un exquisito recital gastronómico que hará la boca agua a los enfermos, aportándoles algo más de alegría en fechas tan señaladas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios