Toda una vida dedicada a engrandecer la enseñanza

Toda una vida dedicada a una vocación. Es algo que inequívocamente da sentido a una existencia y en esas circunstancias se encuentra Marisa Fernández Serrat a quien le corresponde en este año, la distinción de Onubense del Año en su categoría de Educación. Son 45 años de vida y actividad vinculadas a la enseñanza. Se podría decir que pocos misterios se le pueden esconder a esta docente onubense que ha vivido este campo, desde los dos lados: como maestra y profesora en distintos centros docentes y como preparadora de futuros profesores y maestros. Marisa Fernández Serrat se mostró muy contenta y agradecida por el reconocimiento popular. Para ella supone el reconocimiento a una labor que "en muchas ocasiones se hace casi en el anonimato" por lo que es más gratificante aun si cabe, comprobar que el trabajo ejercido durante más de cuatro décadas no ha caído en saco roto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios