Tierna infancia cofrade

  • Durante la semana pasada, procesiones, vías crucis y visitas a los templos se sucedieron en los centros docentes de la capital onubense

Con el principal objetivo de transmitir las tradiciones culturales y religiosas a los más pequeños de la capital, numerosos colegios y guarderías de la ciudad desarrollaron un sinfín de actos y actividades 'cofrades', durante la semana previa a estos días.

El Viernes de Dolores, el colegio María Inmaculada sacó en procesión a la 'Borriquita', en un desfile procesional donde estaban representados todos los iconos de la Semana Santa onubense.

Como ocurría en el patio de la guardería Dulce Nombre de María II que se convirtió ese mismo viernes en una improvisada y alternativa carrera oficial. Repleta de público, en sus dos vertientes, por ella desfilaron pequeños penitentes, pasos en miniatura, y hasta niñas vestida de mantilla.

Con esta jornada especial, desde esta escuela infantil se pretendió reproducir lo que está ocurriendo durante estos días en la capital, para así ir acostumbrando a sus alumnos, niños de 0 a 3 años, a los cambios que sufre su más cercano entorno durante la Semana Santa.

"Son niños muy pequeños que no llegan a entender o comprender toda la información que sus ojos le transmite el cerebro, así que es conveniente ir administrándole poco a poco información sobre todas nuestras tradiciones. Llevamos un mes trabajando, haciendo fichas, construyendo el paso, hablando sobre la Semana Santa, siempre desde un nivel muy lúdico", explica Mariví, mientras coloca al público, niños de 0 a 2 años, en esta carrera oficial instalada en el patio de esta guardería.

Asimismo, otra manera de anunciar e involucrar a los alumnos en esta arraigada tradición religiosa, es visitar los diferentes templos de la ciudad donde, desde la semana pasada, están montados los diferentes pasos de las hermandades. Esta iniciativa la hizo suya el colegio Juvenal de Vega girando visita a la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús. En el interior de este templo, los escolares de este centro capitalino comprobaron de primera mano el duro trabajo que hacen las hermandades, en este caso la de la Sagrada Cena, para que sus sagradas imágenes salgan en procesión con la solemnidad y espectacularidad que se merecen.

Por otra parte, la Ciudad de los Niños también vivió su particular Cuaresma. Por tercer año consecutivo, este centro puso en marcha su programa de actos cofrades con el fin de acercar a su alumnado las tradiciones culturales y religiosas de esta tierra .

Abriendo las celebraciones de la Cuaresma 2008, el miércoles, 12 de marzo tuvo lugar el II Vía-Crucis presidido por el Stmo. Cristo del Amor a los Niños, magnífica imagen que el célebre imaginero León Ortega tallara de forma expresa para esta institución.

Precedida por cortejo de cirios en manos de diferentes miembros de esta comunidad educativa y trabajadores de la Fundación Hnos. Obreros de María, el Stmo. Cristo del Amor a los Niños fue portado por los alumnos y alumnas del colegio y acompañado musicalmente por un trío capilla.

Igual cortejo y cuadrilla de costaleros y costaleras acompañó en la jornada siguiente a Ntro. Padre Jesús de los Niños, que realizó su tercera salida procesional por las instalciones de este centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios