Tiempo de víspera inmaculistaLos jóvenes, en la novena de la PurísimaVírgenes en la Casa Colón

La ciudad va encontrando en la Inmaculada un fiesta que cada año va recupera esplendor. Se trabaja desde muchos frentes. El primero como Patrona de la Diócesis, es el pontifical que presidirá el obispo monseñor José Vilaplana.

Pero junto a este acto que lo centra todo hay que hablar de otras aportaciones que se han hecho a este día, la propia hermandad de la Inmaculada es una de ella, con muchos jóvenes y de la que es hermano mayor Nacho Molina. Una cofradía que estrena nuevo paso para la imagen que esculpiera Mario Moya, que este año ha realizado el artístico cartel inmaculista.

No hay que olvidar tampoco la Hermandad de la Misericordia, en la que este año la junta de gobierno ha estrenado un nuevo retablo para la Virgen. Ambas cofradías dedicarán sus cultos a la Inmaculada. Pero cada año hay una mayor participación en la calle en estos días de vísperas, como la de los tunos de la Universidad, en un esfuerzo que coordinan Rafael Infante y Leo Sánchez, en la ofrenda musical que en la tarde noche del día 7 realizan con su ronda ante el monumento a la Inmaculada. Mientras en la parroquia de la Purísima habrá vigilia que presidirá el obispo y en la Esperanza también habrá repique de campanas a las doce. Este año, además, se suman otras iniciativas, como el homenaje rociero a la Inmaculada que coordina la junta de la Hermandad del Rocío de Huelva que preside Dalmiro Prados. Los rocieros ofrecerán su toque especial a la festividad, con acto en la iglesia del Rocío el mismo día 7 y ofrenda a la Virgen de la Cinta y al monumento a la Inmaculada. No hay que olvidar que el colegio de Farmacéuticos, del que es presidente Francisco Peinado, tiene como algo tradicional la ofrenda al monumento la Inmaculada que hicieron ayer.

Este año toda esta semana la cerrará el concierto que programa la Orquesta Sinfónica de Huelva, que dirige, Francisco Navarro, en la tarde del día 8.

La aportación de los jóvenes es uno de los aspectos importantes de la celebración de la Inmaculada Concepción. La hermandad que recupera sus raíces histórica en la parroquia de la Purísima Concepción, que preside Ignacio Molina, está celebrando la novena en honor de su sagrada titular.

La devoción particular ha centrado esta semana la exposición abierta en la Casa Colón, iniciativa de un grupo de jóvenes cofrades con la colaboración de la Concejalía de Cultura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios