hermandad de emigrantes

Testimonio y latir de un peregrino

  • Juan González pregona en la Catedral el sentimiento rociero de Huelva

El pregonero de Emigrantes, durante su intervención en la Catedral de Huelva. El pregonero de Emigrantes, durante su intervención en la Catedral de Huelva.

El pregonero de Emigrantes, durante su intervención en la Catedral de Huelva. / alberto domínguez

La Huelva rociera se congregó ayer en la Catedral de Huelva con la Hermandad de Emigrantes, en torno a las 21:00, en uno de los actos tradicionales que la filial rociera organiza en las jornadas previas a la romería del Rocío. El pregón rociero, como preludio de los días grandes que han de venir, sorprendió.

Hay muchas ganas de Rocío en Huelva y ayer se pudo palpar en el aire, en el ambiente y en el latir rociero de los hermanos y simpatizantes que quisieron estar presentes y respaldar al pregonero, Juan González Rodríguez, que emocionó con sus vibrantes palabras, delante del Simpecado de Emigrantes.

El pregonero tiene muchos vínculos con Emigrantes desde que era adolescente

Presidente de la Hermandad de la Peña de Huelva y pregonero en varias ocasiones anteriores, González fue presentado por su hija, Isabel María González, que dio unas pinceladas de la trayectoria de su padre, de su devoción rociera y de sus especiales vínculos con la Hermandad de Emigrantes.

En declaraciones a Huelva Información, el pregonero aseguraba estar "tranquilo" e "ilusionado" por tan importante honor, y afirmó que le llenaba de ilusión "dar el pregón a la Virgen del Rocío", con un testimonio que fue "muy de la Hermandad de Emigrantes", por lo que quienes lo escucharon en la noche de ayer se sintieron totalmente identificados con sus palabras.

El pregonero basó su pregón en la figura de un peregrino que experimenta su primer camino y su primera romería con la Hermandad de Emigrantes. Así, González quiso plasmar las vivencias de un peregrino de a pie, que le sirvió de enlace con la filial rociera onubense. Con ella recorrió todos sus pasos, desde que comienza el camino en la puerta de la casa de hermandad hasta que regresa a Huelva. Siempre en Hermandad y con su memoria.

Y es que Juan González guarda muchos recuerdos de su infancia y adolescencia, cuando la filial rociera partía a El Rocío desde el barrio de Vilaplana. Además, también le une un aspecto musical, pues cuando la Hermandad de la Peña de Huelva creó un coro, fue el recordado compositor Joseli Carrión, quien fuera director del coro de Emigrantes, el que se hizo cargo de él.

Al término del pregón, como es tradicional, tuvo lugar el traslado del Simpecado a la casa de hermandad, donde los asistentes pudieron degustar una caldereta, como homenaje al pregonero de la romería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios