Tensa espera en el Polo QuímicoEsperando para conocer su futuroSonrisas en el encuentro de rectores

FERTIBERIA Y Nilefos, dos empresas y casi mil trabajadores a la espera. Así se podría resumir la situación de la avenida Francisco Montenegro, la de las primeras piezas de lo que se ha dado en llamar el dominó del Polo Químico. Fertiberia necesita una respuesta de Costas sobre su propuesta para el final de los vertidos de fosfoyesos, recuperación de las balsas y cierre de la factoría, y Nilefos una nueva reunión con la Junta de Andalucía.

La espera se hace tensa en el caso de Fertiberia. Los trabajadores iniciaron una serie de movilizaciones ante la posibilidad de que el cierre sea antes de lo que ellos preveían; aunque todo apunta a que no será finalmente en el 2011 que llegó a sugerir la Dirección General de Costas, sí podría producirse en diciembre de 2012. Ya se han concentrado ante Costas y la empresa y ahora ponen sus miras en la Subdelegación y la Junta de Andalucía por motivos laborales, pero están en compás de espera, el que les marca la falta de respuesta por parte de Costas.

Esa contestación está cerca. La Dirección General tiene la intención de contestar de forma rápida una vez reciba un plan de actuaciones requerido a la empresa de forma reciente. Una vez que ese plan esté en el Ministerio de Medio Ambiente se fijará una fecha, en el entorno de lo ya referido, para cumplir la sentencia de la Audiencia Nacional y poner fin a los vertidos de fosfoyesos en la marisma. Hay disposición por parte del director general a encontrar una salida rápida al problema, más allá incluso de los posibles cambios en la titularidad del departamento de Costas con la formación del nuevo Gobierno. La rapidez la marca también, según UGT, el final del plazo que tiene la Junta para otorgar a la empresa la autorización ambiental integrada, imprescindible para seguir funcionando: este plazo acaba este mismo mes.

Con esa premura se espera que la próxima semana o a más tardar la siguiente se llegue a un acuerdo definitivo. A partir de ahí comenzará a perfilarse un plan laboral para una plantilla con una edad media de unos 50 años, para lo cual ya están previstas por parte de los sindicatos las reuniones pertinentes con las administraciones, que continuarán todas aquellas celebradas en Sevilla y en Huelva a lo largo de los últimos meses.

En el caso de Nilefos, la espera es algo más tranquila. Los técnicos de la empresa, los trabajadores onubenses, se han encargado de elaborar varias propuestas para la viabilidad de la empresa relacionadas con la fabricación de fosfatos para alimentación. Esas propuestas fueron presentadas a la Junta de Andalucía, pero quedaron pendientes de otras reuniones para concretar sus posibilidades, y ese encuentro está a la espera de la decisión que el presidente en funciones de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, tome respecto a su futuro Consejo de Gobierno. Los trabajadores encuentran lógica ese retraso, que además les dará más tiempo para perfilar más las soluciones para una fábrica que por ahora (y en principio hasta junio) está funcionando normalmente.

Los trabajadores de Fertiberia han iniciado esta semana movilizaciones en contra del cierre de la factoría en los próximos años y para reivindicar medidas sociolaborales para la plantilla de la fábrica. Les queda un largo camino por recorrer hasta dilucidar su futuro.

Sonrientes y distendidos. Así se dejaron ver los rectores de España y Portugal en el inicio del encuentro celebrado ayer en la Universidad de Huelva, una larga jornada de trabajo que hoy se ha visto completada con actividades lúdicas: una visita por Doñana, El Rocío y la bodega Luis Felipe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios