Sólo el 11% de las mujeres con discapacidad son licenciadas

  • Un estudio de LUNA aborda cómo afecta la múltiple discriminación al bienestar del colectivo

Ni mujer moderna (trabajadora e independiente) ni mujer tradicional (esposa, madre y ama de casa). A las mujeres discapacitadas no se les educa para ejercer los roles que la sociedad asigna al sexo femenino, lo que hace que se enfrentan a múltiples problemas. Todos ellos son analizados en Autodiagnóstico de las Mujeres con Discapacidad en Andalucía, un estudio elaborado por la Federación de Asociaciones para la Promoción de la Mujer con Discapacidad (LUNA) que ayer fue presentado en Huelva.

Según explicó la presidenta de la asociación, María Ángeles Cózar, para analizar los efectos de la múltiple discriminación que padecen estas mujeres y cómo afectan a su bienestar, "se ha entrevistado a 3.343 mujeres con discapacidad física y u orgánica de las ocho provincias". De ellas, 594 son onubenses.

Los datos extraídos ponen de manifiesto que el porcentaje de analfabetismo total entre las mujeres con discapacidad es del 10% mientras que el analfabetismo funcional se dispara hasta el 30%. Se concluye también que seis de cada diez mujeres con discapacidad sólo ha superado el nivel de graduado escolar o ESO y que únicamente el 11% son licenciadas o diplomadas, aunque la mayoría adquirió la discapacidad tras acabar sus estudios.

En cuanto al eje de empleo, el estudio revela que el 78% de las mujeres con discapacidad está en situación de desempleo y, de ellas, el 41% son inactivas: ni trabajan ni buscan empleo. De las mujeres con discapacidad que están empleadas, el 26% trabaja sin contrato.

La investigación echa por tierra algunos mitos. Es el caso de la idea preconcebida de que las mujeres con discapacidad son siempre personas dependientes, ya que en realidad "el 60% tienen una o más personas a su cargo". Además, el 74% de las entrevistadas tiene ingresos propios, procedentes de salarios o pensiones pero, en el 66% de los casos, dichos ingresos son inferiores al SMI.

La accesibilidad es un eje transversal de todo el estudio. Como dato relevante, el 71% de las entrevistadas no cuenta con adaptaciones en sus hogares y vive, por lo tanto, en un espacio no accesible, lo que es un factor de exclusión fundamental a tener en cuenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios