El Servicio de Asistencia a las Víctimas atiende a 1.332 personas el año pasado

  • La Consejería de Justicia e Interior desarrolló 11.792 actuaciones en toda la provincia

  • El delito más denunciado es el de torturas junto a otras acciones contra la integridad moral

Hasta 1.332 personas de la provincia se beneficiaron durante el último año de algunas de las prestaciones que ofrece el Servicio de Asistencia a las Víctimas en Andalucía (SAVA). Según los datos que apuntó la Junta de Andalucía, el servicio que gestiona la Consejería de Justicia e Interior completó un total de 11.792 actuaciones que se dividieron entre las de carácter general, el asesoramiento jurídico, la atención psicológica y la asistencia social en la provincia.

Es un recurso gratuito al que accedieron los vecinos onubenses, que recibieron una respuesta especializada e integral a las necesidades específicas de las víctimas de delitos en cualquier ámbito, tal y como reza el objetivo fundamental del SAVA.

El 60,8% de los asuntos que llegan al servicio se relacionan con la violencia de género

En el balance anual que ha ofrecido la Administración andaluza, destaca el alto índice de mujeres que solicitan alguno de los servicios. Tanto es así, que de las más de 1.300 personas atendidas, el 90,3% fueron del género femenino. Y es que según ha detallado la Junta, el perfil medio de los usuarios es el de una mujer de entre 30 y 44 años, soltera, con estudios primarios, desempleadas y con domicilio en la capital. En la cruz de la moneda, el perfil del victimario es un varón de 30 a 44 años.

La mayor parte de los delitos sufridos por los solicitantes del servicio responden a torturas y otros delitos contra la integridad moral, que representan un 41,8% del total, mientras que los delitos contra la libertad cuentan con el 15,2%, contra la Administración de Justicia un 8,7%, y contra las personas un 8,4%.

Las actuaciones predominantes por parte del SAVA llegan desde los juzgados de Violencia de Género (60,8%), que atendieron hasta a 465 personas. El Instituto Andaluz de la Mujer y el Servicio de Asistencia mantienen una buena coordinación, que además es necesaria para ver qué tipos de programas necesitan las víctimas de violencia de género, según ha explicado a Huelva Información la presidenta del IAM en Huelva, Eva Salazar. "Evidentemente" los datos provocados por la violencia de género son "la punta del iceberg, ya que es una problemática social que tiene nuestra sociedad".

En esta línea, Eva Salazar apunta que en la medida en que muchas mujeres visualicen que son víctimas de violencia de género, en los juzgados "se van a incrementar ese tipo de delitos". Y es que muchas veces "hablamos que la violencia de género es un delito que cuesta muchísimo" sacarlo a la luz y trasladarlo a la Justicia. "Cuesta muchísimo sentirte que eres víctima porque intentas taparlo y seguir para adelante". Por eso, la presidenta del Instituto Andaluz de la Mujer en Huelva apunta que hay que seguir trabajando mucho en la prevención y en la sensibilización para que "todos la entendamos como una problemática de nuestra sociedad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios