Satse y los interlocutores policiales abordan las agresiones a sanitarios

  • El Sindicato de Enfermería propone actualizar el plan de prevención del SAS y activar un observatorio

Los interlocutores y el Satse, en la reunión mantenida. Los interlocutores y el Satse, en la reunión mantenida.

Los interlocutores y el Satse, en la reunión mantenida. / h. información

El Sindicato de Enfermería en Huelva (Satse) ha mantenido una reunión con los interlocutores policiales en materia de agresiones al personal sanitario, figura cuya creación está recogida en el nuevo protocolo de actuación policial puesto en marcha por los ministerios de Interior y Sanidad.

Dicho encuentro se enmarca dentro de la Instrucción 2/2017, de la Secretaría de Estado de Seguridad sobre medidas policiales a adoptar frente a profesionales de la salud y que ha sido puesto en marcha hace unos meses. La existencia de un interlocutor perteneciente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en las distintas demarcaciones obedece al fin de mantener un contacto fluido y más directo con los cuerpos policiales en caso de agresión y ayudar a alcanzar mayores cuotas de confianza por parte de las víctimas a la hora de acudir a la policía para efectuar una denuncia.

Desde las autoridades policiales "se nos ha transmitido la necesidad de colaboración conjunta para abordar este grave problema, incidiendo fundamentalmente en la formación ante situaciones conflictivas así como la implicación tanto de administración, agentes sociales, asociaciones de usuarios, colegios profesionales para buscar posibles soluciones a este grave conflicto".

En la actualidad, explica Satse, cada comunidad autónoma contempla de manera independiente diferentes estrategias, acciones o protocolos contra las agresiones, siendo Andalucía pionera en 2005 con la puesta en marcha de su Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los Profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía, "pero no existe una Ley que regule a nivel estatal las actuaciones necesarias (prevención, sensibilización, información, apoyo…) para proteger a todos los profesionales y acabar con las agresiones, 125 en Huelva solo el pasado año.

Asimismo, propone de forma paralela la actualización del Plan de Prevención del SAS y la creación de un Observatorio autonómico contra la violencia en el ámbito sanitario, que apoye y mejore las acciones y medidas en los servicios sanitarios públicos, así como en los centros privados, para evitar, reducir y minimizar las agresiones y sus consecuencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios