Huelva

Satse calcula que Urgencias necesita 11 enfermeros más como mínimo

  • Los profesionales protestan porque la dirección del hospital no hará más contratos

Concentración celebrada en la mañana de ayer. Concentración celebrada en la mañana de ayer.

Concentración celebrada en la mañana de ayer. / alberto domínguez

A expensas de lo que decida la asamblea de enfermeros del Servicio de Urgencias del Juan Ramón Jiménez, la concentración de ayer será la primera de otras en un futuro próximo. Un buen grupo de estos profesionales sanitarios, junto a auxiliares de enfermería y celadores, expresaron públicamente sus demandas ante lo que consideran un incumplimiento permanente de la dirección-gerencia del hospital respecto a un incremento de plantilla.

El presidente provincial del sindicato convocante, Satse, Antonio Botello, hizo referencia al incumplimiento de una de las promesas del gerente Antonio León al llegar a ese cargo: afrontar la situación de las Urgencias. Desde entonces "no ha habido ninguna solución e incluso nos ha informado de que no hay presupuesto este año, para abordar un incremento de plantilla. Esa es la razón por la que nos hemos concentrado y lo seguiremos haciendo si así lo deciden los trabajadores".

En las áreas con menos personal es donde se producen más agresiones

Urgencias, según Satse, ha ido ampliando su actividad a raíz del proceso de fusión que se realizó con el Infanta Elena, por lo que asumió más Urgencias pediátricas y de otras especialidades y todo ello con el mismo personal.

El Sindicato de Enfermería estima que se necesita un incremento mínimo de once enfermeros para dar fluidez a la actividad en Urgencias. En la actualidad, este servicio cuenta con nueve enfermeros por turno. Pero aparte de estos profesionales, también hay escasez de auxiliares de enfermería y celadores. Botello añadió que la ratio de profesionales ni siquiera llega a cumplir los requisitos establecidos por el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias (PAUE) y aunque no hizo valoraciones sí relacionó la escasez de trabajadores con el hecho de que Urgencias sea el servicio hospitalario donde se registra mayor número de agresiones a los profesionales.

Para dar muestras sobre las penurias de personal con las que ha de afrontar su actividad, Antonio Botello puso como ejemplo el área de Observación de sillones, donde "en el Infanta hay un enfermero para cada 6 pacientes, mientras que en el Juan Ramón Jiménez, un profesional sanitario de esta categoría ha de estar pendiente de hasta 21 pacientes".

El presidente provincial del Satse apuntó que Urgencias están bien provistas de médicos pero no así de los otros profesionales y "cuando en el circuito asistencial falla algo, eso se refleja en la totalidad. Por ejemplo, si no hay un celador para llevar a un paciente a rayos, toda la asistencia va acumulando retrasos".

Otro lugar especialmente conflictivo es el del triaje. Ese es el sitio donde los pacientes han de ser clasificados al llegar y es ahí donde se producen grandes colas de espera. Paradójicamente, para Antonio Botello esas son las dos áreas donde se suelen producir con más frecuencia las agresiones a los profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios