Sabor a cuaresma en el hospital

  • Los pacientes del 'Juan Ramón Jiménez' saborearán la Semana Santa a través de hornazos y torrijasl menús de vigilia Crema de gazpacho, garbanzos con bacalao, cazón en adobo, dorada al horno o un mousse de chocolate son algunos de los platos que conformarán el menú del 'JRJ' este Jueves y Viernes Santos.

Fieles a la tradición, los fogones de la cocina del Hospital Juan Ramón Jiménez cambiarán de inquilinos culinarios los próximos Jueves y Viernes Santos. Como todos los años por estas fechas y con el fin de endulzar el mal trago de estar ingresado en un hospital, el centro hospitalario de la capital ofrecerá a sus pacientes un menú de vigilia, en el que no faltarán ni el tradicional hornazo ni las menos tradicionales torrijas.

Conscientes de la dificultad de trasladar la atmósfera festiva de las calles de Huelva durante esta semana, embriagadas de incienso y azahar, el JRJ acercará un año más a sus pacientes lo que está en sus manos: el típico sabor de la cuaresma. Sabor que se materializará en más de 1.000 raciones de hornazos de almendra y torrijas de leche con miel, que formarán parte de la merienda que durante esos días se repartirá por las habitaciones de dicho centro. Asimismo, el Viernes Santo se servirá además el menú de vigilia, con platos andaluces como la crema de gazpacho, los tradicionales garbanzos con bacalao, cazón en adobo o piña natural. En la cena se podrá degustar la sopa de picadillo, una dorada al horno con guarnición, revuelto de calabacines y mousse de chocolate.

Con esta iniciativa, este hospital intenta acercar los hábitos culinarios de la población en Semana Santa a pie de cama. Una línea que se ha mantenido por el servicio de Alimentación del centro desde sus inicios y que se hace más evidente en fechas señaladas como éstas, así como también sucede en Navidad.

La cocina del hospital, en su afán por adaptarse a las costumbres de sus pacientes, ha ido también abriéndose a nuevas necesidades en su área de influencia. Muestra de ello es la implantación en los últimos años de nuevas dietas como la islámica, cuya demanda ha ido en aumento sirviéndose en la actualidad unas cinco diarias, o la vegetariana.

El centro sanitario sirve más de 700 menús completos cada día. De ellos, aproximadamente la mitad corresponden a dietas basales y el resto a alguna de las 150 dietas terapéuticas adaptadas a necesidades específicas, todas ellas elaboradas por una Unidad de Nutrición Clínica y Dietética propia, además de los menús infantiles de primera y segunda infancia. En el servicio de alimentación trabajan unos 90 profesionales entre cocineros, pinches, personal de dietética y responsables, que durante estos días intentan condimentar su trabajo con una pizca de espíritu cofrade.

Espíritu que los responsables de este centro médico ya fueron introduciendo desde la semana pasada, al organizar el miércoles 12 de marzo y en su salón de actos, un concierto de marchas cofrades, a cargo de la Banda Municipal de Música de Huelva.

'La Saeta', 'Virgen del Valle', Caridad del Guadalquivir', Mektub', 'Callejuela de la O', 'Pasan los campanilleros', 'La Madrugá' y 'Amarguras' fueron algunas de las marchas procesionales que dieron vida a este concierto que, dirigido no sólo a sus pacientes, sino también a los familiares de los mismos y personas interesadas en general, estuvo precedido de la proyección de una película de unos cuarenta y cinco minutos de duración. En ella, y gracias a la colaboración, de nuevo, del jefe de cocina del hospital, Francisco Rodríguez, los allí presentes rememoraron los momentos más singulares y espectaculares que viven las hermandades de la capital durante su estación de penitencia en la Semana Santa onubense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios