Roba tres veces y se hace pasar por policía para cachear a sus víctimas

  • El autor de los hechos es detenido el mismo día por sendas sustracciones en el interior de dos vehículos

Agentes de la Policía Nacional, adscritos a la Comisaría Provincial de Huelva, detuvieron a un hombre de 46 años de edad y con numerosas detenciones anteriores, como presunto autor de tres robos, dos de ellos con fuerza y uno con violencia, cometidos en un mismo día y a tres víctimas diferentes. Según relató a los agentes una de las víctimas, un joven de 27 años, estaba sentado en el banco de un parque cuando un individuo se le acercó y le mostró una "identificación", asegurándole ser policía y tener que realizarle un "cacheo".

Al resultarle extraño, "el joven trató de zafarse, por lo que el agresor le amenazó con sacar una pistola a la vez que le sustraía su teléfono móvil y su cartera. Seguidamente el ahora detenido huyó con el botín". Por su parte, la víctima corrió a pedir ayuda a la Comandancia de la Guardia Civil, quien avisó de inmediato a la Policía Nacional. Los agentes de la Comisaría onubense, tras dar varias batidas por la zona, encontraron bajo un árbol y envueltos en varias prendas de ropa, una cartera con documentación, un mezclador de música y un tirador de la puerta de un vehículo.

El presunto autor de estos robos finalmente fue localizado por una patrulla de la Policía Nacional escondido en el interior de un local. Los agentes que estaban llevando a cabo un reconocimiento de la zona, se percataron de una funda de móvil que se encontraba tirada a las puertas de un local frecuentado por personas adictas a sustancias estupefacientes.

Tras llamar a la puerta, una mujer les abrió e invitó a entrar, encontrándose en el interior del local a una persona acostada y tapada. Según la mujer, esta persona acababa de llegar y ni siquiera aún se había quitado los zapatos. Los agentes, entonces, procedieron a identificarle, descubriendo que sus características físicas eran idénticas a las facilitadas por el joven víctima del robo. Tras ser reconocido sin ningún género de dudas por éste, los policías procedieron a detenerlo.

Durante ese mismo día, otras dos personas denunciaron en la Comisaría haber sufrido un robo en sus vehículos, habiéndole sido sustraído a uno de ellos un mezclador de música, un taladro y varias prendas de ropa. A la otra persona le faltaba la manilla de la puerta trasera de su vehículo, comprobándose que lo había robado la misma persona antes detenida. Tras instruir el correspondiente atestado policial, el detenido fue puesto a disposición judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios