Recordando dónde hay que estar

Comentarios 0

El año cofrade que ahora termina en lo que se refiere a 2007 y que comprende dos cursos, el que concluye tras la Semana Santa y el que se inicia tras el verano en el santuario de la Cinta ha estado de alguna manera marcado por lo que el obispo de Huelva, monseñor José Vilaplana Blasco ha encomendado a las hermandades a modo de puntos cardinales. Lo hizo en la apertura del curso en la Cinta, volvió a animar a las cofradías a un mayor compromiso ante la sociedad actual y a alentar el compromiso de los miembros de las hermandades. Así puso claro los cuatro objetivos para que las cofradías sepan dónde deben estar. Unas hermandades en unidad con la Iglesia, la necesidad de la formación para responder a la Iglesia, el caminar unido de la religiosidad popular y la liturgia y una mayor atención a la Caridad.

Un año con una Semana Santa adversa en cuando a climatología en la que aun se recuerda con angustia las lluvias en las jornadas del Domingo de Ramos, del Martes y del Viernes Santo. Pero también de la apertura de la parroquia de la Concepción, con la generosidad una vez más manifiesta por su comunidad parroquial y que este año ha sido doble, de un lado por abrir sus puertas a la estación de penitencia y, de otra, por la acogida a las cofradías en los días de lluvia.

Un año también de tensiones, en los que el pleno de hermanos mayor amonestaba al hermano mayor de las Tres Caídas porque no hicieron la estación. Un pleno más de enredo donde se vio que sigue sin haber consenso sobre la actual carrera oficial y en una sesión en la que faltó un poco de solidaridad como hubo otros años con otras hermandades. Una carrera oficial que conecta con el problema planteado con la grúa que se ha levantado en la Gran Vía y que las gestiones de la junta del consejo no ha conseguido nada positivo, aunque lo positivo de esto sea que las cofradías no pasarán por la calle Concepción, sino por Méndez Núñez.

El obispo de Huelva, monseñor José Vilaplana Blasco, ha compartido durante este año que ahora termina muchos momentos de esperanza con las cofradías a las que le ha pedido un mayor compromiso marcando los puntos cardinales de este compromiso. En la imagen con la Hermandad de la Esperanza en su festividad.

La Hermandad Sacramental de la Sagrada Cena ha recibido este año, concretamente en los cultos de diciembre a su titular, Nuestra Señora del Rosario, la carta de dominica.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios