Puesta a punto de costaleros y músicos

  • Isla Chica, testigo del ensayo conjunto de la cuadrilla del Amor y de la Agrupación Musical

Comentarios 2

Isla Chica volvió a evidenciar su personalidad cofrade. Un domingo radiante fue el mejor compañero para la segunda edición del ensayo realizado por la cuadrilla del Señor del Amor y de la Agrupación Santísimo Cristo del Amor, que llenó las calles de la barriada de sentido sabor.

La convocatoria no solo aglutinó a los integrantes de las cuadrillas y de la agrupación musical, sino a buen número de familiares, cofrades de la Sagrada Cena y de otras hermandades procedentes, principalmente, de las asentadas en el Polvorín o lugares aledaños como Viaplana o Pérez Cubillas.

El sentido de familia y compañerismo trascendió en todo momento los límites de la Cena, para irradiarlo en todos los que allí quisieron darse cita. Durante un par de horas, más de 250 personas evidenciaron que ya están preparadas para que llegue el Domingo de Ramos, primera jornada en la que las puertas del Sagrado Corazón se abren para las cofradías.

El ensayo conjunto es una iniciativa que sirve para acompasar y ahondar en esa camaradería. El itinerario elegido este año fue distinto al anterior, convirtiendo la calle Isla Cristina en una improvisada carrera oficial. A la salida de ella, por Cortelazor, se hizo el último cambio de costaleros que llevarían el paso hasta el almacén. Un total de 1.600 kilos cargados por 136 hombres que tan solo les queda un ensayo más, el jueves, antes de la salida. Se trata de una cuadrilla experta, en la que abunda gente con 12 años de experiencia y eso que el mayor tiene 40 años. En esta ocasión, el reproductor de mp3 o compact dio paso a los que los acompañarán en escasas jornadas ante toda la capital.

El tirón que tiene la cuadrilla del Cristo de la Cena es tan grande que incluso aquellos que están en lista de espera acuden a los ensayos por si hay hueco. La llamada costalera, que es tan patente en la Cena, se extiende también al resto de las hermandades del Polvorín que cuentan con auténticas canteras. El paso fue introducido, finalmente, en el almacén de la calle Villarrasa con el mismo esmero como si entrara en el Sagrado Corazón. En ese almacén estará hasta el Sábado de Pasión cuando será llevado al templo.

A la Agrupación Musical le esperan diversas citas tanto en la capital como fuera. Además de a su Señor, el Domingo de Ramos, acompañará a la Sentencia y la Fe. También irá a Gibraleón y Sanlúcar la Mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios