Ponce insiste en un pacto global para evitar una "sangría" en la provincia

  • El VII Congreso Provincial de Empresarios se enmarcará en los actos del 35 aniversario de la FOE

Antonio Ponce volvió ayer a enarbolar una de sus banderas habituales, la de un pacto global por la economía en la provincia de Huelva. Ahora, en la coyuntura de crisis actual, el acuerdo, según el presidente de la FOE, se hace más necesario que nunca, cuando "esta sangría está produciendo un daño irreparable al tejido productivo de nuestro territorio", que, a su juicio, "nos va a costar muchos años y muchos esfuerzos recomponer".

En su intervención en la asamblea, habló de la incidencia de la crisis en la provincia onubense, de la que ofreció datos reveladores: el cierre de 3.974 empresas durante el pasado año, así como la pérdida de cotización de 5.967 autónomos.

"En Huelva tenemos una singularidad que agrava aún más, si cabe, el escenario: la sociedad se ha acomodado", aseguró. "Nos hemos acostumbrado a que la situación ya habrá quien la arregle, o nos quedamos a la espera de soluciones milagrosas. Pero las soluciones sólo vendrán por la vía del trabajo duro, con mucho coraje y sacrificio, haciendo un llamamiento a la responsabilidad de quienes nos gobiernan".

En este sentido, y aprovechando las recientes elecciones locales, regionales y nacionales, Antonio Ponce retomó su propuesta de promover entre todas las administraciones "un gran acuerdo, al estilo de los Pactos de la Moncloa, donde, despojándonos de cualquier ideología o interés, sepamos proponer soluciones que responsan a los principales problemas que hoy tenemos planteados", apuntó.

Entre estos, una reivindicación habitual, la construcción de infraestructuras "esenciales" para Huelva, entre las que detalló la carretera Huelva-Cádiz, además de otros clásicos como el AVE, el aeropuerto y el desdoble de la N-435.

También, la elaboración de una estrategia industrial "que funcione con sectores con valor añadido que sean la espina dorsal de la nueva economía, sin demonizar al sector químico como eje básico de aquella".

Y, además, la minería, para la que pidió que sea reconocida "sector estratégico de nuestra economía, como lo fuera en su época de máximo esplendor". "Para ello -añadió, en una velada referencia al caso de Riotinto- hay que acabar con la normativa excesivamente rígida, burocratizada y lenta que la regula, que hace ahuyentar al inversor que se encuentra desorientado ante las indecisiones de las administraciones competentes".

Antonio Ponce recordó que en 2012 se conmemora el 35 aniversario de la fundación de la FOE. Por ello anunció la celebración del VII Congreso Provincial de Empresarios, que esta vez llevará por título El éxito contra el fracaso.

En su reflexión sobre la efeméride, el presidente recordó que "la FOE no ha variado en lo sustancial, que es la defensa de la empresa, de la economía de mercado y del desarrollo de nuestra provincia". Y lanzó un particular homenaje a todas las personas vinculadas a la organización en su historia para conseguir "la rehabilitación de la figura del empresario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios