La Policía Nacional "comparte" los cascos desechados en Antidisturbios

  • El sindicato UFP subraya la falta de medios y de medidas de autoprotección que se han detectado en la Comisaría de Huelva tras una inspección oficial

Comentarios 3

No hay cascos de protección para todos. Los agentes de la Policía Nacional de Huelva que trabajan en la unidad que presta servicio en manifestaciones, disturbios e incidentes similares no cuentan con todas las medidas de protección y se ven obligados incluso a compartir los cascos. Se trata de una de las deficiencias detectadas en una inspección de la Comisaría Provincial, ordenada por la propia Dirección General de Policía y Guardia Civil, que se está llevando a cabo estos días tanto en la capital como en las dependencias de Ayamonte y en la que se evidencia, según la Unión Federal de Policía (UFP), la falta de medios y medidas de protección para la plantilla.

Según la organización, el problema no se limita solamente a la falta de cascos sino que, para agravar la situación, estos son de segunda mano, de forma que a Huelva llegan los que son desechados en la unidades antidisturbios, lo que supone además "falta de higiene". El sindicato señala que la empresa encargada de la inspección (Fraternidad Muprespa), incluidas entrevistas a los funcionarios, se han observado "numerosas deficiencias" en materia de riesgos laborales, con el consiguiente "peligro" para la Policía. En este sentido, subraya tanto los posibles riesgos de sufrir accidentes como de contagios de enfermedades infecciosas (entre las que cita el VIH y la hepatitis) al ser enfermedades que padecen muchos de las personas que son detenidas a diario. Entre las deficiencias de mayor gravedad, la Unión Federal de Policía destaca la falta de medios personales de autoprotección, como son (además de los cascos) los chalecos antibalas, los guantes anticorte o los chalecos reflectantes. En este apartado, concreta que a los motoristas no se les ha facilitado ni guantes ni el pantalón, una prenda que además "no sirve para nada ante una caída " , y hay personal esperando renovar el casco desde hace ocho años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios