Poesía en la distancia

  • Escritor y voluntario

Comentarios 2

Tiene una musa Javier Martín Pedrós: la vida misma; una puerta abierta a la inspiración… Vivir para contarla, como evocaba García Márquez en sus memorias. Pedro Javier (Huelva, 1952) fue uno de los fundadores de las tertulias del 1900, sedimento del arte y sus tesoros junto a la Plaza Niña. Tiene en sus manos ahora el Viaje inesperado al que le han conducido los derroteros de Internet y la creación compartida, de forma que el año pasado, con la veteranía ya de tres décadas en verso, alumbraba en Huelva el proyecto 'Poesía en la distancia' junto a Lupe García Araya, publicando con esta extremeña el primer libro de la colección de la editorial Corona del Sur. "Se trata de compartir la magia de la poesía -explica-, de forma que un poeta inicie una estrofa para que otro (en la mayoría de los casos sin conocerse siquiera) se recree, navegue en ella y la continúe, a partir de una invitación en la Red". Después de echarse a los ruedos y editar el primer volumen, en la presentación de esta iniciativa en el encuentro 'Edita' de Punta Umbría recabó Javier nuevos compañeros de viaje en otras latitudes, y en el segundo libro se sumaron autores de Argentina, Chile, Nicaragua, Sevilla, Ciudad Real, Madrid…, para hacer una primera parte de composición colectiva y una segunda de aportaciones individuales, tanto de escritores consolidados como inéditos. "Ya estamos trabajando en el próximo libro, -avanza- que presentaremos también en Punta Umbría". Al margen, Martín Pedrós recoge sus poemas en tres antologías, revistas y tres libros propios; es coordinador del blog Azuldemar y colaborador habitual en el blog Huelva de añily cal y en la web Proyecto Dos orillas. Prejubilado tras 32 años en una entidad financiera, dedica así sus días al diálogo en el arte e igualmente a una comprometida labor de voluntariado en Proyecto Hombre; la asociación de enfermos de fibromialgia; y la escuela de padres de jóvenes con problemas de drogadicción que ha creado Pedro Javier junto a otros terapeutas.

Lo dijo Jorge Bucay: los compañeros de viaje son lo mejor de esta travesía que se inicia y termina en soledad. Compañeros de un viaje inesperado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios