Podrían suspender la Semana Santa

CON el Carnaval a pleno rendimiento y con las calles repletas del colorido de los disfraces, la Huelva de 1988 se encontró en pleno mes de febrero con que "La Unión de Cofradías estudia suspender las procesiones de Semana Santa". Así de seco y escueto se anunciaba en la prensa el martes 9. En la información se comentaba que "La Unión, que se reunió anoche en asamblea, tomó, entre otros, el acuerdo de estudiar la posibilidad de suprimir la estación de penitencia de todas sus hermandades". Esta postura se acordó ante lo que consideraban "Un atropello por la suspensión de la festividad de la Inmaculada Concepción y podría alterar, por tanto, el normal desarrollo de las procesiones, que no se celebrarían".

Superado el susto, los onubenses mantenían a atención en la lucha de los universitarios que, el día 5, viernes, se enteraron que "El Consejo Social de Universidades aprobó ayer la creación de una Facultad de Geografía e Historia en Huelva, por lo que este órgano colegiado propondrá al Consejo Andaluz de Universidades (CAU) la constitución de tres centros independientes, ya que con anterioridad había informado favorablemente sobre Derecho y Empresariales". Un pasito más.

Por contra, en la Cuenca Minera las cosas no andaban como se quería y así, el sábado 6, "Los vecinos de la comarca de Riotinto, afectados por el cierre de la UCI del hospital comarcal desde el pasado septiembre, están apoyando progresivamente los encierros diarios que se producen durante tres horas cada tarde". Además, el miércoles 10, los trabajadores de RTM "Pueden llegar hoy a un principio de acuerdo sobre el convenio", mientras que los 45 empleados de Herrerías conocieron que la empresa "Presentó el expediente de regulación de empleo en Sevilla".

El Recre seguía convulsionado. Así, a primero de mes José Antonio Mancheño, presidente, anunció que se marchaba, aunque luego se quedó para evitar que se produjera un vacío de poder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios