El Plan Romero apunta a los efectos negativos en los caminos a El Rocío

Charcos de agua en la explanada del santuario rociero. Charcos de agua en la explanada del santuario rociero.

Charcos de agua en la explanada del santuario rociero. / alberto domínguez

Los dispositivos del Plan Romero 2018 han señalado que el escenario inicial de los trabajos previos y preparatorios de este operativo especial será diferente al de ediciones anteriores debido al tiempo tan adverso de las últimas semanas. Así, se ha puesto de manifiesto en la primera reunión técnica del Plan Romero, que se celebró ayer por la mañana en la aldea de El Rocío y que estuvo presidida por el delegado del Gobierno de la Junta en Huelva, Francisco José Romero, y la alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa.

El delegado del Gobierno anunció que en próximas fechas mantendrá una reunión con los responsables de las delegaciones territoriales en Huelva de Educación, Salud, Fomento, Agricultura y Medio Ambiente, con el objetivo de poner en marcha actuaciones para que comiencen las tareas que han de desarrollarse de cara a la romería de 2018. "Este año, debido a las inclemencias meteorológicas, el estado de los caminos y de los lugares de sesteo y pernocta nos va a obligar a hacer un esfuerzo mayor para su puesta a punto de cara al tránsito de los romeros", apuntó el delegado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios