"Pildorilla", franca y con carácter

  • Quienes conocen a Marín destacan su cercanía e inteligencia emocional

Marín, "muy ilusionada" en la andadura que inicia. Marín, "muy ilusionada" en la andadura que inicia.

Marín, "muy ilusionada" en la andadura que inicia. / josué correa

Aunque nunca usa guión (se define como "una pildorilla" en sus clases), Pilar Marín optó ayer por recurrir a lo escrito para no dejarse nada en el tintero durante su presentación como candidata del PP a la Alcaldía de Huelva. Enérgica, impulsiva y con carácter, la aspirante independiente que concurrirá a las municipales como cabeza de lista de los populares en la ciudad se entusiasma, trabaja y no duda en emplearse a fondo cuanto un reto le apasiona.

Eso dicen quienes se relacionan con ella, porque Pilar es desconocida para la sociedad onubense fuera del ámbito universitario, al que prácticamente está ligada toda su vida profesional. Sincera, directa, entusiasta, franca y divertida, sus compañeros la definen como un torbellino de vitalidad que tiene en la inteligencia emocional y en la cercanía algunas de las mejores bazas para afrontar su nuevo reto.

Desde octubre de 2016 es la decana de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Onubense y, además, ejerce como profesora titular del área de Organización de Empresas del departamento de Dirección de Empresas y Marketing.

Licenciada y doctora en Ciencias Económicas y Empresariales, lleva más de 28 años dedicada a la docencia y a puestos de gestión, si bien con anterioridad trabajó durante cerca de tres años con como jefa de administración de la empresa de acuicultura Maresa.

En su curriculum destacan su trabajo como investigadora en el Grupo Ágora o su labor en la Unidad para la Calidad, en momentos de la adaptación de los títulos de grado y de posgrado al Espacio Europeo de Educación Superior, lo que supuso la elaboración e implementación de los sistemas de garantía de calidad de todas las titulaciones oficiales de la UHU.

Casada y con tres hijos -una hija y dos hijos-, su familia es de Paymogo y su suegro, Constantino Menéndez, fue el primer presidente de la Federación Onubense de Empresarios. Fiel seguidora de Manuel Carrasco y amante de la playa, Pilar Marín Mateos tiene por delante poco más de un año para darse a conocer entre los onubenses y cumplir su nuevo reto: ser la alcaldesa de Huelva.

Con ilusión, ayer inició un nuevo camino ante el que dijo no sentir miedo alguno, sino todo lo contrario: confianza y mucho arrojo para cambiar las cosas y para sumar por una Huelva mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios