Pacientes denuncian trabas para ser derivadas a la consulta de Mama

  • El Virgen de la Cinta ha atendido durante 2007, que fue el primer año de funcionamiento, a 3.790 mujeres de las que 1.276 procedían de atención primaria

Las consulta de seguimiento a las pacientes de cáncer de mama ha atendido en el pasado año a un total de 3.90 mujeres, de las que 1.276 eran derivadas desde los centros de atención primaria y, el resto, desde la unidad de Mama del hospital Juan Ramón Jiménez.

Esta consulta, que se encuentra situada en el centro de especialidades Virgen de la Cinta, fue una prolongada reivindicación por parte de las afectadas y que fue canalizada especialmente por la Asociación de Cáncer de Mama 'Santa Águeda'. Con ella se quería que una vez fueran dadas de alta, tras la operación y el tratamiento, pudieran ser objeto de un seguimiento. Tras más de un año de funcionamiento y con una satisfacción generalizada como telón de fondo, algunas pacientes perciben las dificultades que tienen para que sus médicos de familia las deriven para esta consulta de seguimiento, que se basa habitualmente en una revisión de carácter anual. De hecho, la mayor parte de las que recibieron el alta, ven rechazadas sus aspiraciones a una derivación a la mencionada consulta, aunque esto no sucede en todos los casos. Uno de los argumentos más esgrimidos por los médicos es el de no haber recibido indicaciones de sus superiores para efectuar la correspondiente derivación.

Fuentes tanto del hospital Juan Ramón Jiménez como de la propia Delegación Provincial de Salud señalaron que esta consulta tiene dos objetivos prioritarios: dar asistencia a las mujeres operadas y a las que Oncología les ha dado el alta y, asimismo, aquellas que presentan alguna anomalía aunque no se trate de un tumor y que son derivadas desde la unidad de Mama del propio hospital. También desde atención primaria tienen que ir aquellas que requieran un estudio pero que no tengan necesidad de exploración radiológica.

La consulta, que es llevada por un cirujano de mama, tiene también como objetivo aquellas mujeres que tienen vínculos de sangre con las pacientes, ya que se considera que tienen un porcentaje de riesgo algo más elevado por esta circunstancia.

Por lo que respecta a la unidad de Mama del Juan Ramón, ésta se encuentra relacionada con el servicio de Radiodiagnóstico, adonde se envía toda sospecha de presencia de cáncer. Tras el estudio efectuado hay tres diagnósticos posibles: malignidad, benignidad y benignidad conveniente de controlar. Este último caso es el que es derivado a la consulta del Virgen de la Cinta.

Desde el Juan Ramón Jiménez se insistió en que esta consulta de seguimiento, está incluida en la oferta de atención primaria a todas las pacientes y que no hay ningún tipo de filtro para poder ser atendida allí, siempre que se cumpla la condición arriba mencionada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios