1986

El PSOE mira desde su atalaya la caída de AP

  • Las elecciones generales y autonómicas afianzaron la posición de los socialistas Huelva apoyó el sí a la OTAN.

Muchas cosas y muy importantes tuvieron que decidir los onubenses en el transcurso del año 86. Al referéndum del 16 de marzo sobre la permanencia de España en la OTAN (cuestión sobre la que Huelva se manifestó mayoritariamente a favor), siguieron las elecciones generales y autonómicas. El Gobierno hizo coincidir los comicios, para lo que tuvo que adelantar las generales. En cualquier caso, las elecciones del 22 de junio de 1986 arrojaron un excelente resultado para los socialistas, que alcanzaron la mayoría absoluta en España y también en Andalucía.

En la comunidad autónoma, Rodríguez de la Borbolla revalidó su cargo, alcanzado tras la dimisión de Escuredo en el 84, a pesar de que Alfonso Guerra ya andaba dándole ídem al presidente. Un 54,15 % de los onubenses le votaron.

En las generales, el huracán de verbo y de imagen que era Felipe González en aquellos años logró en nuestra provincia un 54,24% de los votos, un resultado casi idéntico que hacía más profunda la brecha entre el partido del Gobierno y el de la oposición, una Alianza Popular que, a pesar de aumentar enormemente el número de escaños y de haberse convertido en única referencia del centro-derecha, especialmente en Huelva, no vivió desde luego su mejor año.

En septiembre, Fraga había destituido al secretario general del partido, Jorge Verstrynge, y lo sustituye por Alberto Ruiz Gallardón. En diciembre, él mismo presentaría su dimisión tras el desastroso resultado en las elecciones vascas, y estas convulsiones tuvieron su reflejo en la vida del partido a nivel provincial. 

En octubre, Antonio Fernández Jurado abandonó Alianza Popular por discrepancias con Fraga y anunció su pase al Grupo Mixto. Otros miembros del partido siguieron los pasos del ex presidente provincial. En diciembre, en un congreso extraordinario en el que Gallardón anunciaría su intención de dimitir, sería nombrado finalmente como dirigente provincial Emiliano Sanz Escalera.

Entretanto, Huelva continuaba su progreso, a veces torpe, otras más ágil, pero la mayoría de las veces, a golpe de protestas como las que se sucedieron ese año, que comenzaba con la flota pesquera amarrada a puerto por la subida de los combustibles y las críticas de los centros escolares privados por los conciertos educativos.

El entonces líder del Sindicato de Obreros del Campo, Francisco Casero, emprendía una de sus múltiples huelgas de hambre, mientras los estudiantes se manifestaban contra la reforma universitaria y los estatutos. Lo harían varias veces más por este y otros motivos, hasta que en julio llegó una buena noticia para los universitarios onubenses: el Consejo Social de la Hispalense apoyaba la creación de una facultad de Derecho en Huelva.

Con todo, a nivel de conflictos, la palma ese año se la llevarían los mineros. A partir de julio, los trabajadores de la Riotinto Minera, apoyados por familiares y vecinos, iniciarían una serie de protestas por la regulación de empleo en la compañía y la paralización de la línea de producción de cobre, entre las que destacaron una huelga intermitente y otra general en agosto.

Otra protesta sonada fue la de los marineros de Palos, que se encerraron en octubre, primero en el Ayuntamiento de la localidad y más tarde en La Rábida, por la muerte masiva de peces en la ría por un posible vertido de ácido sulfúrico ese mismo mes.

La historia más amarga del año la protagonizaron tres niños de edades comprendidas entre los ocho y los diez años, y alumnos del Francés, que perdieron la vida en una cueva del cabezo de San Andrés.

Pero también sucedieron muchas cosas buenas en la Huelva de 1986. La suerte de la Lotería Nacional y de la ONCE dejó un buen puñado de millones. Sólo en el mes de abril tocó tres veces la lotería en Huelva.

Fue también un gran año para la cultura y el deporte. José Caballero recibió la Medalla de Huelva y Rafael Alberti la Carabela de Plata, además de dejar un diseño de cartel para el Festival de Cine Iberoamericano. En agosto, el diestro Emilio Silvera se doctoraba en los ruedos, mientras que el Recreativo se llevaba el Trofeo Colombino frente al Manchester City.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios