El PSOE afirma que el 54% de la inversión para 2007 será para pagar la deuda municipal

  • La formación política insiste en que la Fiscalía debe intervenir de oficio en la "desastrosa" situación económica del Consistorio, denunciada "por el propio interventor municipal"

El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Huelva aseguró hoy que el equipo de gobierno del PP aprobará en el pleno del próximo jueves que el 54 por ciento de la inversión prevista en el presupuesto de 2007 y que "no se ha ejecutado" se destine para "financiar la deuda municipal a largo plazo".

En rueda de prensa, el viceportavoz municipal socialista José Fernández puso de manifiesto que el Ayuntamiento "no puede pedir préstamos porque, para ello, tiene que pedir permiso a la Junta debido a su situación económica", por lo que lamentó que "tenga que dejar de invertir en los barrios de la ciudad para pagar una deuda, con el agravante de que este montante procede de la venta del patrimonio municipal del suelo".

Además, destacó que la deuda del Ayuntamiento "está en unos niveles desastrosos" y resaltó que "éste es el primer de los 13 años de Gobierno del PP en Huelva en el que los intereses superan a la amortización de la deuda", lo que consideró como "una vuelta de tuerca más a la situación económica del Consistorio, que se traduce en que ya sólo se hacen inversiones en el centro de la ciudad, mientras se mantienen a los barrios con un asfaltado deplorable y una limpieza lamentable en una actitud claramente discriminatoria".

Por otra parte, también criticó que el equipo de gobierno vaya a aprobar en el pleno del jueves un reconocimiento de deuda de ejercicios anteriores de 150.000 euros, de los que "el interventor destaca que una parte no se ajusta a la legalidad porque responde a adjudicaciones de obras y servicios sin expedientes o a obras fraccionadas para que no alcancen la cifra de 12.000 euros que obliga a la convocatoria de un concurso para su adjudicación".

En este sentido, aseguró que en las tres últimas liquidaciones municipales, el interventor "reconoce que 18 millones de euros responden a estos dos tipos de ilegalidades, atentando contra el tejido empresarial de la ciudad, sobre todo, contra las pequeñas y medianas empresas, ya que al alcalde, Pedro Rodríguez, sólo le preocupan los intereses de las grandes empresas".

Fernández aseguró que estas "anomalías" se repiten "desde 2002, aunque sólo están cuantificadas desde 2004, destacando que en 2005, el 32 por ciento de las obras del Ayuntamiento se adjudicaron a dedo", lo que recordó que es "lo que hacía Gil y Gil en Marbella".

El viceportavoz socialista recordó que el PSOE "ya presentó una iniciativa para corregir el desfase económico con lo que la Ley recoge que se tiene que hacer en estos casos", pero lamentó que "fuera rechazada en pleno por el PP, que se opone a cumplir con la legalidad".

Con estos argumentos, insistió en que la Fiscalía onubense "debería actuar de oficio porque mirar hacia otro lado sería muy grave en una situación económica denunciada por el propio interventor municipal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios