PP, CiU, ERC e IU exigen que la deducción por vivienda se mantenga

  • El presidente dice que preservarlas sería "letal" para la economía · Rajoy propondrá una reforma fiscal completa, así como el mercado laboral, de las pensiones y de la Educación

La propuesta de Zapatero de suprimir la desgravación por la compra de vivienda para aquellos que ganen más de 24.000 euros al año a partir de 2011 ha puesto en el mismo bando a PP, CiU, ERC e IU. Los populares, los más críticos con la medida, intentarán hacer valer sus escaños para tumbar junto a otros grupos una medida que califican de "puntilla" para las clases medidas. Su jefe de filas, Mariano Rajoy, anunció ayer que su grupo parlamentario presentará el próximo martes una propuesta de resolución en la que pedirá que "se mantenga y se mejore" la deducción por adquisión de vivienda.

En declaraciones a los periodistas tras el Debate del estado de la Nación, Rajoy incidió en que su partido presentará un "plan concreto" que de haber sido puesto en marcha "hace un año" hubiera ahorrado "muchos problemas a los españoles". Este documento, que se registrará hoy en la Cámara Baja, se centrará en la austeridad de la Administración, y propondrá una "reforma fiscal completa" así como del mercado laboral, de las pensiones, de la educación "y de todo lo que necesita España".

Rajoy destacó que el "problema de España" consiste en los "cuatro millones de parados" y las dificultades económicas de familias y empresas por la ausencia de crédito, cuestiones a las que el Ejecutivo "no ha dado respuesta". "No ha habido un plan coherente, ni la rectificación completa que le pedíamos", incidió. Al rechazo del PP a esta propuesta de Zapatero se sumaron también CiU, ERC e IU.

Los dos grupos catalanes exigirán en sus propuestas de resolución al Debate de la Nación que se mantengan esas deducciones fiscales. ERC irá más allá al proponer, además, que se eleve el umbral de los 24.000 euros para ayudas a la vivienda. Mientras, IU propone que el Estado compre "a precio de coste" a bancos y promotores el millón de viviendas vacías.

El propio Zapatero se lanzó a rebatir las críticas a su propuesta al asegurar que, si se mantuvieran, volvería una "rueda letal" para la economía que provocaría una nueva burbuja inmobiliaria. En su respuesta al Grupo Mixto en pleno Debate, Zapatero aseguró que, si se quedaran "de brazos cruzados", con los tipos de interés bajos, volvería la expectativa de incremento de la demanda de viviendas, lo que elevaría los precios, y los ciudadanos dedicarían de nuevo sus ahorros a un sector de los menos productivos. De hecho, a su juicio, las deducciones vigentes desde 1999 no han fomentado la equidad social ni han facilitado el acceso a la vivienda, sino que han contribuido a duplicar el precio.

"Al aumentar la demanda, la expectativa de aumento de las ventas crece, aumenta la especulación y se genera una gran burbuja. Y cuando se pincha las consecuencias son nefastas", resumió.

En su intervención en el Congreso, además de rebatir las críticas de los grupos, Zapatero se reservó nuevas medidas de estímulo económico. Así, anunció una iniciativa de apoyo a las aerolíneas y al sector turístico que aumenta las bonificaciones a las tasas aeroporturarias. Zapatero también adelantó una bonificación de las tasas aeroportuarias del 15% al 30% en Canarias para atender el turismo y fomentar el empleo en las islas. Al mismo tiempo el Gobierno central abrirá una línea específica del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para apoyar al sector turístico de Canarias.

Mientras, tanto UGT como CCOO mostraron su sorpresa porque el presidente no hiciera propuestas concretas en el Debate para dar cobertura a los más de cuatro millones de parados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios