Negocios que florecen

  • Muchos negocios de restauración se han abierto en los últimos años en el centro de Huelva, dando vida a una zona casi desierta l La circulación en Huelva ha agradecido los 'arreglos' de Barragán

Comentarios 1

LA capital ha experimentado en los últimos años una transformación en su centro, no ya por lo del afamado Centro Comercial Abierto del que tanto gusta publicitar a los comerciantes, sino por la proliferación de negocios de restauración. Una zona que hace apenas un par de años estaba muerta, tiene ahora vida hasta altas horas de la noche, contando con una clientela muy variada, ya que hay espacio para todos los gustos y edades. Restaurantes y bares de día y noche, los antiguos denominados de copas, que dan lustre a una ciudad que comienza a recuperar costumbres del pasado. Unos negocios con una clara apuesta por el diseño que han tenido unos inicios favorables pero que en algunos casos ya temen a lo que puede venir a partir del año que entrará en apenas unas horas. La restauración en Huelva ha ganado no sólo en cantidad, sino también en calidad, aprovechando los excelentes productos que da la tierra, a lo que se suma las ganas de diversión que tiene el personal. Algunos de estos restauradores nos comentaban que este año que entra va a tener una cuesta de enero bastante larga, apuntando que no esperan grandes cosas hasta la Semana Santa. Menos mal que la Semana de Pasión este año es más temprana de lo habitual. El bolsillo del onubense se ha resentido este pasado ejercicio más de lo deseado, ya que los incrementos de los precios en todos los conceptos han sido cuantiosos y el dinero no se ha podido estirar más, por lo que alguien tendrá que pagarlo tras el fin de las fiestas, y estos negocios de restauración parece que tienen todas las papeletas para ser el objetivo en el que se fije la crisis.

Un año este que se inicia que viene cargado de subidas masivas, con las familias endeudadas hasta los dientes y con unas elecciones generales a la vuelta de la esquina en las que los políticos en campaña nos recordarán lo bien que vivimos pero lo mal que la mayoría lo pasa a fin de mes.

Algo asustado estaba el concejal Barragán a mediados de mes con la puesta en práctica de las medidas de circulación en el centro de la ciudad, y más concretamente con el cierre de la Gran Vía en horario comercial. Y el susto se le pasó rápido al contar con el beneplácito de los onubenses, que han valorado positivamente una decisión que tiene visos de hacerse permanente para próximas fiestas. Otra de las decisiones acertadas ha sido eliminar dos semáforos en la Avenida de Italia, sobre todo el de la esquina de Correos, que ha dado una fluidez a una zona que contaba con embotellamientos diarios. Bueno sería tomar nota de estas medidas y ver cuáles podrían seguir a partir del 7 de enero, ya que sin hay una cosa que Huelva espera es la anunciada 'revolución' del tráfico que en su día prometió el concejal Barragán nada más tomar las riendas de este departamento tras las municipales de mayo pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios