Música y toros, binomio de vida

  • Maestro

Domingo Parreño Rodríguez (Valverde del Camino 1982) tiene ante sí uno de los paseíllos de mayor responsabilidad en su trayectoria como aficionado al mundo del toro. Pese a su juventud, Parreño Rodríguez es un acreditado aficionado, coordinador de la revista Palco de Ganaderos y ha conducido programas del mundo del toro en radio y televisión.

Ahora, la peña a la que pertenece y que su padre preside, le ha encomendado lidiar un toro con muchas hechuras: pregonar la feria taurina de Valverde del Camino, el 12 de agosto.

Ya en 1999, Domingo Parreño Rodríguez, movido por su honda afición taurina -de casta le viene al galgo-, se atrevió a vestirse con el traje de corto para tomar parte en el cartel del tradicional salto a la fama que cierra cada año el ciclo ferial valverdeño. "Una experiencia que me sirvió para conocer que se siente al ponerse delante".

Pero fue eso una experiencia porque el toro que realmente motiva a este joven valverdeño es el de la música y la educación. No en balde es maestro en Educación Musical por la Universidad de Huelva. Precisamente, la Peña Cultural Taurina Palco de Ganaderos y la Universidad de Huelva han firmaron en 2007 un convenio de colaboración para fomentar la fiesta en el ámbito universitario.

Se confiesa amigo de sus amigos y colaborador en todo lo que le solicitan. Aunque a buen seguro que ahora, en el momento de escribir el pregón taurino que pronunciará en la Plaza de Toros de Valverde del Camino, seguro que habrá soñado de salón faenas artísticas que cualquier aficionado pueda soñar. Y argumentos para protagonizar el vigésimo pregón taurino no le faltan a este joven aficionado.

Confiesa que ya lo tiene escrito y que lo guarda celosamente hasta el momento en el que lo pronunciará, momentos después escuchar a la Banda Municipal de Música de Valverde del Camino interpretar los sones de un buen pasodoble, y que su amigo Javier Becerril ensalce a la persona y al aficionado.

En la nomenclatura de los que se dedican a esto de pregonar, los presentadores siempre terminan diciendo aquello de… "pregonero tuya es la palabra"; aunque utilizando un símil taurino lo mejor se le puede decir es… "maestro, que Dios reparta suerte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios