Movimientos comerciales

LOS comerciantes quieren que la isla peatonal del centro de la ciudad se cierre cuanto antes y es por ello que en las distintas reuniones que mantienen con los responsables municipales hayan conseguido adelantar el cierre al tráfico de la calle Miguel Redondo, única de acceso desde la Gran Vía hacia la avenida de Italia. Una isla peatonal que en estos momentos está en su fase final, a la espera de que salgan las carrozas hacia El Rocío para poder meter la pala. Ya han avisado desde la municipalidad que se hará poco a poco, para evitar mayores molestias, aunque conociendo como se las gastan en las tareas precedentes, bueno sería que se marcara un plazo de obligado cumplimiento. Ambas partes saben de sobra que este tipo de actuaciones se han de hacer de la mano, aunque también es cierto que ciertos comerciantes se quejan de que la incomodidad y el retraso de las mismas suelen notarse en caja, y no están las economías para dejar de ganar dinero. En este punto también es importante la reunión de mañana de la Mesa del Comercio, desde la que saldrá el tan anunciado Plan de Movilidad en el que se prevé contemplar varias novedades relativas a las dotaciones de aparcamientos, así como el acceso a las propias calles peatonales. Unos estacionamientos que tendrán que ser en los accesos cercanos al centro, ya que las restricciones provocarán que muchos vehículos que ahora pasan por la isla peatonal no lo puedan hacer en un futuro no muy lejano. En ello están, aunque la mejor solución es echar mano del transporte público, pues lo del carril bici es más restrictivo todavía, pues no me imagino yo a muchos de los conductores habituales con una bici en mano.

Eso sí, en cuanto a proyectos de futuro, los comerciantes al final contarán con un buen número de plazas en el parking de La Esperanza, una vieja aspiración para una zona centro que se ha llevado sobre la mesa más años de los deseados.

En la mayor parte de estos asuntos lleva meses trabajando el concejal de Movilidad José Luis Barragán, a quien se le acumula el trabajo, ya que en dos meses tendrá que reformar todo el tráfico de la nueva zona de la plaza XII de Octubre y nuevo Mercado del Carmen, una zona para la que habrá que limar muy fino, ya que las aglomeraciones pueden ser importantes, ya que puede que se convierta en el auténtico punto neurálgico de la ciudad, ya que allí acabarán parando gran parte de los vehículos que circulen por la ciudad. Mucho tráfico, y gran aglomeración de peatones, ya que las plazas de abastos ya se sabe lo que generan, y está mas si cabe ante la expectación que ha originado entre los onubenses tras tantos aplazamientos en su apertura.

Mucho, sin duda, habrá que debatir en la Mesa de mañana en la sede empresarial pues el tiempo se echa encima y hay que dar solución a los problemas que se avecinan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios