Millán exhibe su arte en 'Miniencuadro'

  • La sala de exposiciones de la UHU acoge una colección de obras de la artista gaditana

Laura Millán muestra una selección de su arte en miniatura en Miniencuadro, una colección de veintiuna obras que permanecerá en la sala de exposiciones de la Universidad de Huelva, en el edificio de Cantero Cuadrado, hasta el próximo 7 de febrero. Se trata de una original propuesta artística, que gira en torno a escenas cotidianas y oníricas que parecen congeladas en el tiempo.

La artista gaditana lleva desde 2008 trabajando en la serie Miniencuadro, de la que ha escogido la veintena de obras que conforman la exposición, realizadas éstas en el periodo comprendido entre 2009 y 2013. Escenografías hechas con miniaturas es el nexo de unión entre todos los cuadros, que muestran "pequeñas realidades, oníricas, abstractas o cotidianas".

Limpiacristales es la carta de presentación de la exposición. La primera obra en la que se fijan los ojos del visitante. Ubicada en el centro de la sala, permite ver la colección en su conjunto. Se trata del último trabajo que ha realizado Millán, en el que se puede apreciar la evolución a lo largo de la serie Miniencuadro. La parte trasera del cuadro deja de ser opaco y pasa a ser transparente, convirtiéndose en un objeto escultórico, de ahí que la autora decidiera colocarlo en la zona central de la sala en vez de colgarlo en la pared, para que pueda ser apreciado por ambos lados. La palabra sucio cede el protagonismo a un pequeño hombre que limpia, subido a una alta escalera, la suciedad del cristal.

En la exposición también realiza un pequeño homenaje a México con Catrina, una calavera con mucho colorido, hecha con planchas de papel, en la que juega con las cuencas de los ojos que hacen de escenarios en los que están actuando mariachis. Explica que le parece interesante cómo "la canina se convierte en objeto de culto en México".

La artista plástica multidisciplinar va probando con distintos materiales y va investigando dentro de los mismos cuadros. Se inspira en "situaciones que te imaginas en la calle y las mismas miniaturas te sugieren algo". Aparte, le atraen las maquetas de arquitectura, trabajar con materiales y situaciones "y llevarlo a ese campo". Millán apuesta por el trabajo "hecho a mano". La artista crea distintas escenas e invita al público a interpretarlas, "que cada uno se imagine lo que quiera".

Confecciona sus obras con materiales caseros (cartulinas, papeles, cartones, alambres, cerda de cepillos de dientes, césped artificial ...), aquellos que son "económicos y fáciles de encontrar". En realizar un cuadro puede tardar desde un día a tres semanas, "soy bastante exigente, hasta que no lo veo claro no lo doy por terminado". Explica que a veces hay maquetas "que no me funcionan bien" y otras en las que el color y el marco "no encajan" y tiene que ir buscando nuevas alternativas. También le ha ocurrido que "he tenido una idea y al final no ha dado el resultado esperado o que el contenido no era lo que estaba buscando".

Comenta que se decantó por el miniarte porque "me gusta la miniatura y es una manera de poder trabajar en casa; hacerlo con formato grande es delicado. Aparte, viajo bastante y puedo hacer los cuadros donde sea". En la muestra se puede ver a través de una pantalla su forma de trabajar, todo es totalmente artesanal.

Millán se formó como diseñadora gráfica en la Escuela de Arte de Sevilla y más tarde se graduó como diseñadora industrial en la Escola Massana, de Barcelona, obteniendo la Medalla ADI de Oro 07 por su proyecto final de carrera El envase reversible. Actualmente trabaja en diferentes disciplinas como el diseño gráfico, la animación artesanal o la dirección de arte en cine de guerrilla.

La exposición se puede visitar de lunes a viernes, en horario de 10:00 a 19:00.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios